jueves, 25 de noviembre de 2010

giroscopio vuelve al espacio

Tras pasar un largo invierno en dique seco, tras una severa pero ilusionante reflexión, giroscopio saldrá en breve a navegar con el rumbo bien preciso y con novedades sustanciales que nos hacen encarar el futuro con un cierto optimismo. Se une a labores de edición y arte como subdirectora, nuestra amiga  la pintora Sacramento Guillén, definiendo así el sesgo decididamente artístico y objetual de la revista en su estética futurista y límpida, y  se habilita una web propia (http://www.giroscopio.blog.com.es/) que el siempre esforzado y hábil Eduardo Barbero se está encargando de actualizar con un diseño más corporativo, complementario al boletín impreso de edición limitada y numerada en papel, habiendo la posibilidad ahora, a través del web, de disponer de la edición impresa en formato PDF para poder descargarse uno su propio número, lo que sin duda mejora exponencialmente su difusión, antes tan restringida y costosa. La tripulación de este número se ha escogido entre señalados autores españoles y latinoamericanos, gracias a la confianza de todos ellos: pasados, presentes y futuros, este giroscopio se mantiene preciso en su órbita y puede navegar por la galaxia internacional del arte con rumbo firme.

(podéis clicar aquí para descargar e imprimir vuestro giroscopio3)
 http://www.blog.com.es/media/document/giroscopio3/5159621

viernes, 19 de noviembre de 2010

Buscando el equilibrio

Cálida noche en la Factoría del Barco en donde se ha inaugurado la exposición de pinturas del conocido artista vallisoletano Sergio Gay titulada El hombre inestable, una serie de pinturas unidas por su sentido metafísico en el que masas humanas desfiguradas tratan de mantener el equilibrio en torno a una soga suspendida en diferentes planos sobre un frío entorno urbano, metáfora de nuestra época convulsa. Inhumanidad y metafísica acentuada por su sobriedad cromática (blanco y negro exceptuando tres pinturas), Sergio Gay pasa de la comedia al drama y viceversa en su discurso, envuelto en una apariencia onírica que el propio artista trata de desterrar en sus palabras, aduciendo un  sentido irónico de la realidad. Compartiendo un vino con  él hemos podido constatar su naturaleza aguda y desenfadada, apartado del drama y más proclive al comentario socarrón dentro de las pulcras maneras de este castellano espigado y de barba plateada, otro castellano de regia estirpe al modo de nuestro buen Pablo del Barco, anfitrión que siempre nos hace pasar  gratas veladas, encontrándome allí con Mario Véjar y Gerardo Sepúlveda, los autores chilenos autores de la antología de la joven poesía chilena reseñada en giroscopio3, y directores de syncrofims, con los que hemos conversado sobre diversos proyectos, Como postre, la rapsoda Natalia Orozco interpretó algunos poemas con su argentina voz, gracias sobre todo al buen hacer de Pablo, que logró convencerla  ¿pero quién podría negarse ante la honda y entrañable voz de nuestro amigo?

domingo, 31 de octubre de 2010

Canon literario

Buena y mala literatura siempre debe haber por los siglos de los siglos, lo malo es que algunos decidan por nosotros y nos la hagan tragar en cualquiera de los dos casos.

jueves, 21 de octubre de 2010

Un académico a media mañana - visita a Rafael de Cózar

Disfruta de un relativo año sabático que aprovecha para retocar su propia poesía visual con los adelantos que entonces, mediado de los años 70, no existían, y lo que se concibió como obra en blanco y negro, ahora le pone fondos de colores. Es su criterio y no lo voy a discutir. Rafael de Cózar me recibe a media mañana en su despacho del departamento de literatura española, en la antigua fábrica de tabacos que es desde hace tantos años la facultad de filosofía y letras y me muestra su obra digitalizada a través de la pantalla de su ordenador.


Hace unos meses ha coordinado una exposición mixta pintura-poesía sobre el tema del agua, pintores que escriben y poetas que pintan o ilustran sobre este motivo, lo que aprovecha para indagar en el lenguaje artístico de ambas disciplinas.

Hablamos sobre la influencia del simbolismo en España uno de cuyos precedentes es Bécquer, que no conoció a los maudits franceses como Baudelaire, Verlaine, Rimbaud o Mallarmé y por ello su trabajo según Cózar reviste de mayor mérito preludiando el sentido del arte por sí mismo y el plano metapoético de su lenguaje y su repercusión en el Modernismo español.

Se le nota distendido a Cózar, señal de que su año sabático le está sentando bien, aunque no disminuye un punto su agudeza crítica de siempre, al contrario, respirando del ritmo congestivo del aula, profundiza estos mismos temas con ardor al tiempo que le permite cancha para escribir artículos y emprender diversos proyectos que irán saliendo a su debido tiempo.

sábado, 16 de octubre de 2010

Los viejos amigos siempre vuelven: reencuentro con Agustín Calvo y Juan Jesús Sanz

El festival de perfopoesía de Sevilla se está haciendo punto de encuentro inestimable de ideas, contactos y un trasiego continuo de amigos, de esta manera he podido disfrutar de la compañía de Agustín Calvo y José Antonio, a quienes no pude ver el verano pasado en Barcelona. Ha venido a hablar de su experiencia en su plataforma interactiva Las afinidades electivas y a recitar poemas. Agustín tiene una nueva línea de creación poético-visual en los últimos meses basada en la imagen fotográfica intervenida, y tiene diversos proyectos expositivos a lo largo de este año. Junto a él se presenta el bueno de Juan Jesús Sanz, el fotógrafo de Bilbao que dirige la revista L.U.P.I. (La Única Puerta a la Izquierda), siempre apacible y amistoso, que me comenta sobre el mundo de la pelota vasca que él conoce de cerca.



El festival acabará mañana y ha sido un espacio continuo de diálogo de varias tendencias de arte escénico en el que como digo han desfilado algunos performers como el amigo Eddie J. Bermúdez, quien ha montado un espacio de creación en Burjassot (Valencia) en donde desarrolla todo tipo de espectáculos y proyectos culturales, Marcus Versus, director de la editorial Así habló Casimiro Parker, todo un hallazgo de edición primorosa y finalmente, tras largos años de encontrar su firma en diversas exposiciones, he conocido a Javier Seco, poeta y pintor afincado en Granada, alto y seco, de blancas greñas encrespadas y hablar tabacoso, humorístico, escéptico pero henchido de la bonhomía de su tierra vasca.

El festival acaba para mí insuflándome aire nuevo, impulsando nuevas iniciativas y sobre todo con el grato encuentro y reencuentro de muchos amigos al calor del arte, nuestra mejor excusa para hacernos sentir siempre la vida en toda su intensidad.

jueves, 14 de octubre de 2010

El dandysmo andaluz de Daniel Lebrato

A media tarde el magno instituto es un orondo cortesano complacido entre sombras cómplices. El conserje me anuncia a Daniel Lebrato, pulcro profesor de veste y algo atribulado de impresión, a quien tras saludar me invita a tomar un café en la esquina. Me sorprende la sencillez de Lebrato, cercano, cordial, ágil y ameno de conversación, de maneras elegantes, desprende un halo mondaine y por un instante me parece estar con él en el Barrio Latino de París en lugar de encontrarnos en una arteria del centro de Sevilla, embronquecida de tráfico, cerca de la Alameda de Hércules, lugar emblemático de Sevilla hoy y siempre del que Lebrato precisamente ha dejado escrito Hacia, p. 17

                          (...)   Nunca
el pórtico corintio de un barrio
de putas ni el quicio donde -por sí
o por la Humanidad- se apoyan
los césares de tanta mancebía.

                               



Las ironías del destino, más bien una mano providencial ha hecho que me encontrase ayer a un amigo de Lebrato en este mismo pórtico de las columnas de Hércules, gracias al cual he podido encontrar al poeta hoy, culminando así un largo recorrido en el tiempo.



Y es que hace diez años leí su poemario Hacia (Quasyeditorial, Sevilla, 1999) de tono sarcástico e informal, con un tono culturalista y decadente con estampas del cine, cultura de barrio e inquietud viajera, y desde entonces le he seguido la pista: hoy tiene un puñado de publicaciones más, la última de ellas titulada Elecciones generales, todo a cien (Sim libros, Sevilla, 2009) en donde impera la mordacidad sobre el sistema sociopolítico actual, no en vano Daniel Lebrato tiene un posicionamiento crítico muy claro que le hace escorarse hacia los márgenes del escenario literario. Se pregunta sobre la validez de tanta literatura como satura el mercado, merced a la facilidad de producción y los grupúsculos aislados que alicatan de papeles la ciudad, se pregunta sobre el canon literario que rige en nuestras aulas (apartando por diversos motivos a grandes valores como Manuel Machado) y se duele del clientelismo y sectarismo de tantos escritores de segunda fila que escriben, entre otras cosas, poesía léxica empobreciéndola suprimiendo la connotación del lenguaje y el vuelo metafórico. La literatura debe ser crítica y poner en duda al sistema desde el propio lenguaje, declara Lebrato, desde su influencia política claramente progresista que le infunde un toque de poeta maldito, subrayado por su corbata verde y su mirar certero, aunque distraído, propio de su dandysmo andaluz. Tanto que está al margen de cualquier escuela, avanzando en su particular estilo de vida y escritura lleno siempre de esa honda honestidad que caracteriza a los escritores bohemios como él.

martes, 12 de octubre de 2010

Lola Crespo arañando poemas en la gramática

Integrada en el colectivo sevillano Enredados en la madeja, Lola Crespo junto a sus compañeros, tiende una tela de araña entre las columnas de Hércules en la Alameda, sirviendo de pórtico al III Festival Perfopoesía que Cangrejo Pistolero organiza durante esta semana. La tela de araña albergará los textos de las personas que quieran sumarse a la iniciativa, constituyendo el conjunto una crisálida multicolor y polifónica, dentro de una dinámica que parece mutua a la de su primer libro, Gramática malva, presentado hace unas semanas y dedicándome ella mi ejemplar, cuyo título no responde a una sugestión del maestro Juan Ramón Jiménez sino a la simpatía por este color de nuestra común amiga MJ Romero, poeta asturiana inquietante y noctámbula (participante ya en el Giroscopio2).


Lola Crespo ha planteado una serie de poemas en su libro que atienden a la enunciación de la realidad desde el propio acto de la creación literaria estructurando su libro en seis partes correspondientes a los diversos elementos del acto de comunicación: emisor, receptor, canal, código, mensaje (e información en las últimas teorías lingüísticas), de modo que tiene un sentido metatextual a lo largo de sus páginas,

Fuimos gramática cosida al deseo,
impulso binario de una primavera quebrada.

                                                        (p.43)

Y de estos versos de su libro parece nacer también la inspiración del montaje que ha realizado su colectivo Enredados en la madeja, como decíamos, porque finalmente ¿qué otra cosa es esa voluntad vital encarnada en la red de expresiones apresadas en el instante sino la tela de araña que ahora preside la Alameda?.

sábado, 9 de octubre de 2010

El Taller de Zenón nunca descansa

Miguel Jiménez circula por Sevilla en bicicleta y llega montado en una contundente máquina que amarra a la farola más próxima para tomarnos un café en una tabernilla junto al puente de Triana. Hace ya unos cuatro años coincidimos en Edita, un foro nacional que él suele frecuentar para sentir el pulso al mundo de la edición alternativa, campo que cultiva sirviéndose de su ingente directorio de contactos internacionales con los que mantiene correspondencia revitalizando el arte postal, en el que Miguel Jiménez es consumado maestro desde su Taller de Zenón, estudio situado a unos 15 kilómetros de Sevilla, adonde diariamente se desplaza para elaborar una producción en la que destaca el grabado y la fotocomposición artesanal.


Últimamente ha lanzado el cuaderno This is visual poetry publicado en EE UU por Chapbooks, y del que amablemente me regala un ejemplar dedicado, publicación que recoge un puñado de intervenciones gráfico-conceptuales (variaciones gráficas sobre una página matriz intervenida con tachones y demás signos de acuerdo a un grupo de números surgidos al azar) con el que parece homenajear el espíritu dadá, además de incorporar imágenes intervenidas y poesía visual varia en la que destaca el influjo op-art con decidida voluntad.



Se alegra de los nuevos aires que ha tomado la ciudad, el clima de efervescencia artística nueva que hace ahora natural la actividad de Miguel Jiménez, trabajando desde años con la apatía general del ambiente, reacio a todo lo que no fuese arte populachero y trasnochado. Miguel Jiménez es un abulense transterrado en Sevilla, él forma parte de una casta de artistas transterrados en Andalucía con un perfil definido. Vuelve a su tierra de cuando en cuando y se da un garbeo por Castilla cuando está de humor, como su último viaje a Soria y a Segovia, pero no le apetece mucho alejarse de la capital hispalense, en donde tiene su sede desde la que se relaciona con el resto del planeta.

lunes, 4 de octubre de 2010

Los demonios literarios de José Luis Fortes

La naturaleza humana suele dar una magnitud mucho mayor a los peligros imaginarios de lo que realmente son. Es un mecanismo de defensa. Conferimos a nuestros rivales un poder del que muchas veces carecen. Este es el caso de José Antonio Fortes en su última obra, Intelectuales de consumo. Literatura y cultura de estado en España (1982-2009), Almuzara, 2010, en donde refunde y amplía ideas propias divulgadas en otras de sus obras anteriores, principalmente que la intelectualidad se ha convertido en un funcionariado al servicio del poder estatal (esta aseveración no es original suya, ya la han reivindicado otros colectivos) y de este modo, dedica su ensayo a denunciar cómo hoy la literatura española es un montaje comercial dirigido por un stablishment cuya sede se encuentra en Granada (en donde el propio autor, Fortes, reside, casualmente) y entre otros autores de fuste, atribuye el dirigismo de la poesía a Luis García Montero (como abanderado de la poesía de la experiencia), autor al que, debido a que es raro la página en que no habla de él, parece dedicar todo el libro, escrito con la mordacidad que origina la frustración, responsabilizando a LGM junto a otros autores como Antonio Muñoz Molina y Luis Antonio de Villena entre otros, del montaje político y editorial a escala nacional que tiene secuestrada a la cultura y más concretamente a la poesía española (y ahí es donde le duele más la herida al autor, como poeta que es, metiendo el dedo en su propia llaga).


Fortes tiene razón en muchas de sus premisas (la intelectualidad burocratizada y la cultura subvencionada son observaciones muy atinadas) pero saca a pasear sus fantasmas interiores y ahí ya hace tambalear su discurso. Es muy legítimo criticar diferentes actitudes estéticas con las que no se está de acuerdo, pero está feo desacreditar a los demás, suele suceder cuando uno está celoso del protagonismo ajeno. Qué clase de protagonismo o qué espacio siente necesario habitar en España es una incógnita, cuando para Fortes la postmodernidad es una maquinación del stablishment , realidad para la que no habría alternativas (¿por qué no opone su propia línea, ya que la tiene tan clara?) pero, por otra parte pregunto ¿qué daño nos pueden hacer los montajes culturales y editoriales cuando cada uno se reconoce en su espacio?. Fortes, profesor de literatura en la universidad de Granada, tiene el suyo, ahí tiene su vida, ¿por qué negar a los demás que se la ganen con la cultura?. El problema llega cuando uno es víctima del protagonismo y, por querer figurar en todas partes, no se está en ninguna y en realidad, ya no se sabe dónde está, responsabilizando del  fracaso a Dios o al Diablo, da igual.

sábado, 2 de octubre de 2010

29-S. El desvaído otoño español

El otoño siempre se ha considerado el arranque del curso político, coincidiendo en nuestras tierras meridionales con la época de la vendimia, que señala, al igual que aquella política, tiempo de esperanza en una próspera cosecha. Asoma el otoño siempre caldeado debido a previas declaraciones y medidas de gobierno, duras negociaciones y un clima impetuoso de quien quiere llevarse la mejor parte del pastel a menor precio. O gratis. Es lo normal.

Sin embargo este año en España el otoño viene desinflado y sin ganas de tenerse en pie, disipadas las ilusiones que el mismo gobierno un día se atrevió a dar. Novedades políticas las hay pero están desangeladas. En realidad son actualizaciones de una crónica usada y pusilánime. No hay una conciencia de avance y la realidad parece estar detenida en la crisis de la que el país no acaba de salir, cuando parece que algo se va arreglando, al rato aparecen goteras en otro sitio. Y así siempre. Los medios recogen sin tenacidad excesiva las declaraciones del presidente Zapatero con un cierto cansancio y el propio gobierno defiende sus medidas sin demasiada fe, a la defensiva frente al PP, que no ceja de lanzar críticas a cada uno de sus movimientos e intentando mantener medianamente contentos a sus socios en el poder. Su portavoz, Rajoy, ha llegado a decir que esta huelga crea una mala imagen de España en Europa. Bueno, en la familia todos saben los problemas que tiene cada uno, no hace falta hacerse el figurón.




Un síntoma muy significativo del clima político disuelto nella sfumatura que se respira en España actualmente es la pasada huelga general del 29-S, convocada por los sindicatos mayoritarios CCOO y UGT en favor de los derechos laborales de los trabajadores, que van a ser vulnerados con una próxima reforma laboral propuesta por el gobierno Zapatero, cuyo borrador se ha aprobado ya, que prevé entre otras cosas, medidas para agilizar el despido (si bien la empresa privada jamás ha tenido ningún obstáculo para despedir a sus trabajadores cuando le ha interesado).

La huelga abierta pretende además hacer recapacitar al gobierno sobre los recortes de plantilla en los funcionarios públicos. En este punto la actuación del Ministerio es muy controvertida, porque habiendo declarado en los diarios consigna de austeridad en el gasto público (recortando gastos y presupuesto) por otra parte subvencionan a la banca intentando con ello recuperar la economía nacional (¿y por qué sólo a la banca?).

Los medios de centro-derecha: prensa, radio y televisión se han apresurado a restar importancia a la huelga, diciendo que poco o nada se va a conseguir, y que es innecesaria, en un estilo bastante desapasionado, como cabe esperar que transmitan los adversarios sobre las medidas del partido en el poder (PSOE) o de su entorno: los amigos de mis enemigos son también mis enemigos, un teorema político que ya sabemos. Pero he aquí que el propio PSOE no sale en defensa de sus sindicatos aliados y, cuando no se hablan palabras socorridas sobre la cuestión, políticamente se ha eludido hablar de la huelga y los medios afines más bien tratan de salvar el papel del gobierno haciendo que los sindicatos se vean o entiendan como violentos negociadores que no se avienen a ningún acuerdo posible.

Y los sindicatos ¿qué han hecho?. Se han quedado entre dos aguas y ni siquiera ellos han levantado la espada con el furor de otras ocasiones, aunque claro está, han salido a la calle a decir no a la reforma laboral, y sí al trabajo frente al paro que empantana al país, y dan la batalla para cubrir su coartada y contentar a su electorado, al que parecen no haber oído, ya que parte de sus propios miembros sigue la mentalidad del resto de la población, que prefiere dar poco o ningún ruido sabiendo que ha llegado la hora de callar y trabajar para intentar sacar a flote la economía y llegar a fin de mes sin demasiadas complicaciones. Por lo menos pueden decir que trabajan y tratan de resistir por muy mal que se les trate.


Las cifras de los manifestantes bailan según quién haga la cuenta pero está claro que no ha sido tan masiva como hubieran deseado los organizadores, aunque las concentraciones por todo el país se han adueñado de las principales vías del centro en las principales ciudades de la geografía.

Porque no es este el momento, dicen, de salir a protestar cuando la recesión económica es una cuestión estructural que afecta a toda Europa (dicen para consolarse). Y esto no es tan cierto, porque aunque la recesión es un fenómeno global, no en todos los países padecen el mismo diagnóstico. De este modo, el principal basamento de la economía española durante décadas ha sido y es el sector inmobiliario, el principal sector arruinado que ha hecho caer el resto de las piezas del dominó. Este es el modelo propio español a cambiar y no el de otros países europeos cuya economía está fundamentada en otros elementos y por ello tendrán que buscar otras soluciones.

Podemos ver que las voces disidentes en la refriega política por la huelga general y una larguísima lista de motivos junto a un gran desencanto popular (ningún sector político propone una alternativa firme) son los ingredientes principales de este otoño aciago que se repite en España como una oscura letanía en el horizonte, elementos que la oposición utiliza para vocear en los medios sus crónicas maliciosas y desanimar el ambiente que ya de por sí está desvaído ante los próximos acontecimientos, entre ellos las repercusiones de esta huelga, que ha adquirido aires de quiniela tediosa en la que sin duda estamos destinados todos a perder si más pronto que tarde, de algún modo, no hacemos algo para solucionar los problemas, veremos que alguna cosa ocurrirá ahora y aunque esta huelga quizá no sea la mejor solución, al fin y al cabo, no deja de ser una huelga.

Nota: Las imágenes corresponden a la marcha sobre Sevilla  habiendo sido extraídas del Diario de Sevilla (http://www.diariodesevilla.es/)

jueves, 2 de septiembre de 2010

El Cangrejo Pistolero afila sus pinzas

Atardecer cetrino en Sevilla como tregua en la jornada soporífera. Cruzan atolondrados vehículos la avenida. Refresca la conversación de la gente. Es la hora. Hemos quedado en su estudio y a lo lejos veo que salen de él Antonio García Villarán y Nuria Mezquita, paseo un trecho detrás de ellos hasta que le hago una llamada perdida al teléfono móvil y se percatan de mi presencia.

Los inventores del Cangrejo Pistolero me invitan a un vino en un bar próximo y me comentan los avatares del III Ciclo perfopoético que están organizando mediado septiembre en el que cuentan con la participación, entre otros, de Luis Eduardo Aute como invitado de honor.

El Cangrejo Pistolero es una de las pocas plataformas poético-experimentales que han surgido con fuerza en Andalucía en los últimos años. Fundada en el 2005 como editorial, se extendió hacia la performance sobre la que sus componentes se expresan entre el funambulismo, el cabaret y la transgresión .


Antonio Villarán y Nuria Mezquita lo tienen claro y apuestan por la profesionalidad y la honestidad para mantener su organización, ya que, como dice Antonio: si vamos en plan lúdico, un día nos cansaremos de jugar. La fórmula les funciona y han creado escuela, los autores que promociona El Cangrejo tienen un perfil determinado, uno de los más recientes es Eduardo Bonachera, alias Edi Tachera, que se une a nosotros en el bar, veterano músico con su grupo de garaje rock Los sentíos, un chico vitalista y conciliador, que acaba de publicar Esplendor en el melonar, una metáfora sobre la humanidad, que está preparando diversas performances con esta plataforma.

Cangrejo Pistolero lleva cuatro colecciones literarias en su haber (Poesía ilustrada Poesía de bolsillo, Ediciones de arte y Cuadernos caníbales), y sus tertulias, Las noches del cangrejo son ya referencia en el panorama andaluz. Gracias al esfuerzo de Antonio y Nuria, el Cangrejo pistolero se ha convertido en una alegre y despendolada barraca de feria en cuyo aire cómico, teatral e irreverente, todo se vuelve otra realidad: la pura vida vertida del arte en la sesión continua de una performance.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

La nueva etapa creativa de Pablo del Barco

Hemos estado desayunando Pablo del Barco y yo en un café del centro de Sevilla, conversado largamente sobre nuestros proyectos con una nota melancólica de su Burgos natal, con apunte a Antonio L. Bouza,  (cuya cordialidad sentí en la ciudad castellana la pasada semana santa). La mítica galería que dirige, Factoría del Barco, abrirá la temporada próximamente con una exposición colectiva de fotógrafos chilenos contemporáneos, y él mismo por otra parte, es el comisario de una exposición titulada Sevilla y los Machado que se realizará el próximo 3 de noviembre en el convento de Santa Clara de esta ciudad. Dentro del mundo de la plástica ha abierto con su socio Antonio una tienda de materiales de pintura frente a la Facultad de Bellas Artes de la calle Laraña.




Dentro de sus proyectos literarios, en navidad saldrá un libro con narraciones y poemas sobre su último viaje a Japón, país este al que guarda tanto afecto y se encuentra en prensa su estudio sobre el poeta y narrador brasileño Joaquim Machado de Assis (1838-1908), escritor que se inicia en el romanticismo para avanzar hacia un realismo machadiano diríamos neorrealista, obra que editará la Fundación Biblioteca Literatura Universal (BLU), una faceta, la edición, que Pablo cultiva por afinidad estética con los autores trabajados, de esta manera, editando Alma y Ars Moriendi (Cátedra), reivindicó también la obra de Manuel Machado, mucho más rica y versátil que la de su hermano Antonio, pero caído en desgracia debido sobre todo (en su opinión) a quedarse relegado en Burgos al estallar la guerra civil, cosa que le estigmatizó, aparte del contexto burgués en el que vivía. Manuel Machado siente Sevilla de una manera similar a la que Pablo del Barco la siente y la vive, adusto burgalés transterrado por la fascinación de Sevilla, esta ciudad es para él una una amante consentida en sus caprichos que se hace perdonar por su gestos cariñosos. Realmente Pablo del Barco y Sevilla se compenetran muy bien, porque definitivamente, ambos se necesitan.

martes, 31 de agosto de 2010

Cenando con Juan Orozco

 Juan Orozco extiende su obra recientemente hacia la novela, ofreciendo ahora intermitentemente un relato por entregas en el Diario de Algeciras y está por pasarse al Diario de Sevilla por ser más oportuno. Nos vemos en una noche que no consigue apaciguar el ardor del día, invitándome a cenar en una taberna del centro de Sevilla, rodeados de estampitas de vírgenes y fotografías en blanco y negro de una ciudad menos febril. Juan habla sobre el proyecto del metro de Sevilla, al que le faltan unas cuantas líneas más y del mercado galáctico en la Plaza de la Encarnación. Tengo que tirarle de la lengua hábilmente para sacarle sus habituales comentarios sarcásticos sobre la vida política de la ciudad, ya que culturalmente, Sevilla aparte de los circuitos alternativos, no es muy  activa, menos en agosto, pero pronto se despegará del tedio para meterse en el otoño y Juan tiene algunos recitales preparados para entonces.

lunes, 30 de agosto de 2010

Sevilla ardiente

Mi buen amigo el pintor Marcos Zrihen me invita a la última cena antes de abandonar Barcelona en un restaurane del Maremágnum, en el muelle, conversando de vida y arte, que en nosotros se confunden. A la mañana siguiente salgo de la metrópolis a primera hora para llegar a una Sevilla sofocante aguardando la llegada del lunes, bajo estas condiciones la ciudad se hace irrespirable y plomiza, sofocada por el propio aliento de las calderas infernales que sólo aminoran su fogarada al restablecerse la noche, como tregua benigna para todo tipo de vida

sábado, 28 de agosto de 2010

Caminando en el caos con los ojos abiertos

Tertulia en la tarde con Eduardo Barbero y el novelista uruguayo Federico Nogara, quien nos ha informado de la nueva colección de literatura en papel de su firma Malabia, que abre con una antología de prosistas de su país, y en otra de sus publicaciones, más adelante, figurará Clemente Padín.  Se nos ha entrado la noche en el sabroso encuentro en el que hemos hablado de lo divino y de lo humano, como suele acontecer con este uruguayo empedernido para quien el periodismo no tiene por qué ser objetivo ya que los negocios, dice, no son objetivos. La irrupción de gente neurótica que piensa hace literatura en los blogs es un fenómeno arrogante que ocasiona delirios de grandeza, por eso, para distinguir los escritores de los escribidores, propone Nogara, conviene caminar por el caos con los ojos abiertos.

Por su parte Eduardo Barbero me ha dado sugerencias muy útiles para la marcha de Giroscopio, cuya actividad, reducida en estos meses, reanudaré próximamente Sus compromisos en Mataró no nos han dado más tiempo para charlar y tras dejar a Nogara de vuelta a casa en el bus, he hecho lo propio con Eduardo, retirándome para cenar y seguir paladeando a los postres la conversación.

Enredados en el arte

Conversación chispeante con dos poetas y músicos emergentes, Marian Raméntol y Cesc Fortuny en el Raval, de visita en Barcelona ya que ellos viven en Monistrol de Montserrat, en la sierra de Barcelona, pueblito en donde la conjunción de diversos artistas ha hecho que florezca todo tipo de manifestaciones culturales. De hecho, Cesc expondrá esculturas (otra de sus facetas) próximamente en una exposición colectiva.




Directores del semanario digital La Náusea que ha alcanzado ya sus diez años de vida, focalizan en torno a ellos un gran plantel de escritores y poetas que va en aumento, con su consiguiente dosis de trabajo que ellos abordan con un inquebrantable coraje, pese a su tremenda actividad artística, ya que Marian y Cesc son además los músicos que conforman ODI, un grupo ritual/drone cuya música electrónica me han explicado, y que tiene en  Cesc con su inquietud sobre el esoterismo una de sus fuentes principales. Esto aparte Cesc forma parte de Entropía, una banda barcelonesa y acaba de publicar su último poemario, La misteriosa canción de la sangre, junto a Andreu Navarra, Canciones del bloque,en un volumen doble publicado por Paralelo sur ediciones, Barcelona, 2010, libro que Cesc me regala dedicado al igual que Marian me regala su último poemario, Los Muñecos diabólicos de mi caja de pájaros, premiado en la IX edición Vicente Núñez, 2010, de la Diputación de Córdoba.




Marian y Cesc destilan pese a su frenética actividad una calma generada por la complicidad y por hondas convicciones alimentadas en el tiempo y la meditación, reforzados del aire bucólico del Monistrol en donde han encontrado su espacio vital, gesto sintomático de un nuevo clima crítico que redescubre los entornos rurales como alternativa digna y afortunada de vida, reubicando lo que sería una propuesta contracultural de fines del siglo XX en un nuevo planteamiento crítico que cada vez se extiende más a las puertas del siglo XXI, por lo que, si  un día, ellos fueron los primeros bohemios que arribaron a Monistrol, hoy ya no llaman la atención en medio de la riada de artistas vecinos del mismo pueblo que, es de suponer, ayudan a crear esa sinergia creativa de la que se sirven Marian y a Cesc para crear su arte siempre sorprendente, transpirante y crítico-paranoico.

jueves, 26 de agosto de 2010

Gerona medieval y florentina

Serena fascinación en las recoletas callejas de Girona entre soportales vetustos y parajes románticos propensos a duelos de honor o a meditaciones conventuales, todo en la onda romántica de una sugestión histórica, pues en efecto la ciudad antigua de Girona es un conjunto medieval de ascendente gótico donde el espigado ciprés apuntala el horizonte de esbozo florentino entre umbríos parques y basílicas góticas, cuyo aire se acentúa en el viejo puente de la ciudad, que espejea un cuadro multicolor al igual que el Ponte Vecchio de Florencia.




Hemos venido en el tren de la mañana cumpliendo el propósito de hace años del pintor barcelonés Marcos Zrihen, quien quería mostrarme esta ciudad, enseñándome rincones y jardines inadvertidos que sólo pueden encontrarse en largos paseos sin rumbo. Marcos trabaja ahora con dos galerías de la ciudad, por lo que es habitual de la parroquia y se maneja con soltura por las callejas de la ciudad antigua, en la que almorzamos entre caserones renacentistas. A la vuelta tengo el honor de recibir de él como regalo una pintura díptico de su última etapa, en la que a partir de la nada, se forma orgánicamente la materia a través de un farragoso collage que refleja bien el caos de nuestra existencia, realidad sin embargo que Gerona relega en el majestuoso recogimiento de la simetría que revelan sus palacios y jardines.


lunes, 23 de agosto de 2010

El color de Barcelona

Regreso a Barcelona tras una larga ausencia,  recobro la aventura recorriendo la rambla multicolor y me inunda una marea de lenguas y acentos variopintos. El encuentro con los amigos rubrica nuestra vieja amistad proyectando horizontes que vuelven espléndidos y vibrantes de emoción,  percatándome, realmente, de que, durante este largo trecho, en ningún momento he abandonado esta ciudad.


sábado, 31 de julio de 2010

Impresiones a renglón seguido sobre Miguel Hernández

 Pilar Boyero, en su magnífico programa de radio en Canal Extremadura, Soy lo prohibido,  consagrado a la canción española, dedica sus dos emisiones de este fin de semana a recordar a Miguel Hernández y va desgranando al hilo de su semblanza en su  voz sedosa diversas versiones de sus poemas musicados y diversas coplas alusivas al entorno del poeta de Orihuela.



Estos dos programas que nos ofrece Pilar me han hecho recordar la obra y la recepción que se ha tenido del poeta hasta hoy. Hay muchas personas que durante mucho tiempo no hemos entendido bien por qué su obra no tuvo en su día la repercusión debida a la gran calidad de la obra que hoy todo el mundo considera. 


Miguel Hernández sintetiza a lo largo de su obra la estética de la Generación del 27, por ello se le ha considerado poeta de transición hacia la poesía de posguerra española, pero eso lo decimos hoy después de tantos años, cuando la distancia nos ofrece una cierta perspectiva.

Miguel Hernández arranca su obra en la línea neogongorista y popular con Perito en lunas en 1933, en este tiempo las diversas tendencias estéticas generacionales han sido cultivadas ya: poesía pura, neopopularismo y surrealismo, y comienza a plantearse una corriente neorromántica paralela a un planteamiento social y existencial, inspirado por los convulsos tiempos que abre el crack del 29 y sobre todo la aparición de la II República Española cuya inestabilidad desemboca en la guerra civil española, una postura hacia la poesía impura defendida por Pablo Neruda (en contraposición a la poesía pura auspiciada por Juan Ramón Jiménez), poeta chileno, por otra parte, que repercute sobremanera en el desarrollo de la poesía social en España y Latinoamérica.

Este nuevo posicionamiento estético de los años 30 en España y su inquietante clima social hace que Perito en lunas no consiga en su día una afortunada repercusión, salvo en círculos muy restringidos. Todavía no había llegado su momento.

Progresivamente en su producción poética, Miguel Hernández afila y profundiza su voz siempre desde lo popular, ahondando una línea existencial desde metáforas accesibles y un hondo y marcado surrealismo también que avanzará hacia la poesía social en El rayo que no cesa (1936), El hombre acecha (1939)  o Cancionero y romancero de ausencias (1941) entre otras obras.



El poeta de Orihuela estaba demasiado cerca quizá de la primera generación de posguerra española para ser referencia o abanderado, en los años 40. Era una voz reconocida y amiga de algunos miembros de la generación del 27 y de ahí surgen mutuos intercambios, por ejemplo en la obra de Aleixandre o Alberti (hay también un soniquete recíproco en Cernuda, el poeta dandy del grupo), aparte de las adhesiones de gran parte de la poesía “desarraigada” (poesía existencial y crítica) de aquel tiempo en figuras como Victoriano Crémer, José Hierro o Gabriel Celaya . Y dígase lo que se diga y pese a quien pese, la humilde condición social de Miguel Hernández y su ominosa prisión política hasta su muerte, le privó en vida de un mayor reconocimiento y divulgación de su obra.

No sería hasta la década de los 50 cuando se reivindica sólidamente la figura de Miguel Hernández a través del Grupo de los 50, quienes, sin dejar de tomar una postura crítica en su poesía, viran hacia un tono más lírico y cuidado, tomando entre sus fuentes la obra del poeta de Orihuela en poetas como Gil de Biedma o Claudio Rodríguez, e irá adquiriendo mayor relieve entre la oposición al régimen, por supuesto, siempre en círculos reducidos, como por demás, fue y será siempre la poesía, de ahí que se le haya asociado a sectores progresistas de la sociedad, aún más cuando algunos de sus poemas fueron musicados, entre otros, por Serrat, uno de los abanderados de la nova cançó catalana durante los 70, crítica contra la dictadura española.

La influencia de Miguel Hernández no ha cesado durante todo este tiempo, referencia incuestionable de la poesía española, su voz nos demuestra que un poeta nunca cae en el olvido mientras su voz es firme y sincera, ayudándonos a sentir más plenamente la vida como lo demuestra Pilar Boyero desde su entrañable programa dedicado a la copla,  asociando con toda naturalidad la obra del poeta con la música popular, y, recitando ella misma deliciosamente los poemas del poeta, su voz se nos vuelve intimidad inmediata y alma en carne viva.

sábado, 24 de julio de 2010

Predestinación del verano

Había acabado de desayunar en el jardín y estaba leyendo tranquilamente respirando el aroma de la vegetación desperezada y salutífera con su emanación mineral cuando, prematuramente, apareció la inesperada señal, se había fatalmente manifestado vibrando en el aire como un augurio infernal. Era el inconfundible zumbido eléctrico de la cigarra, poniendo con su tórrido presagio una raya de estupor amarillento en la  mañana . La cigarra inquieta y plúmbea en su tediosa letanía, aguijón del verano mediterráneo que espolea nuestra conciencia con una oscura premonición, suspendiendo el instante en una monodia aplastante y agorera, como una maldición bíblica que asola estas tierras meridionales, haciendo de la cigarra un terrible heraldo negro que castiga sin justicia a esta pobre tierra calcinada de soles.

martes, 20 de julio de 2010

Carta abierta de Juan José Viondi en defensa de la Plaza Chica como espacio escénico del IX Festival de Teatro En Clave de Humor

Mi querido amigo el popular arquitecto Juan José Viondi enriquece el debate sobre el Festival de Teatro En Clave de Humor respondiendo en carta abierta al pasado comentario, de acuerdo a su deseo. Viondi me corrige en su carta acerca de la denominación exacta del festival, error que ya he subsanado. No pongo ni omito ni una coma debido no sólo al respeto que siempre le he profesado sino a la original perspectiva que aporta y la valiosa información que contiene,  gesto el suyo para conmigo que me honra. Pero ahora leamos su comunicado:


Hola José Juan, me alegro de saludarte. Te hago algunos comentarios a tu escrito sobre el festival de teatro de la Plaza Chica. Para empezar, el festival no se llama "Festival de Teatro Cómico de Zafra", se llama desde hace ya nueve años ,“Festival de Teatro en Clave de Humor de Zafra” y te pongo en cursiva las palabras en Clave porque aquí está la clave del asunto, esta expresión tiene un doble sentido, el que identifica al festival como cómico y el que hace referencia directa al lugar donde se representa, al enclave, a la Plaza Chica, desde el principio la celebración de este festival en la plaza era condición ineludible por su propio nombre y concepción, lo se de primera mano pues conocí su génesis y ese era el sentido, por tanto, desligar ahora el festival de la Plaza Chica pierde el sentido de lo que se pretendía: celebrar un festival de teatro cómico con las compañías o grupos teatrales de vanguardia del país, los mas modernos y hacerlos representar en una plaza única e irrepetible con casi seis siglos de historia a sus espaldas. Ese contraste era lo que se perseguía, congeniar lo nuevo con lo antiguo y creo que el objetivo se ha conseguido durante estos últimos ocho años. Personalmente creo que de sobra.


¿Porqué en la Plaza Chica?, por muchísimas razones, pero fundamentalmente porque ver cualquier representación o cualquier actividad cultural o lúdica en la plaza es un autentico lujazo, un espectáculo único que nadie que no sea de zafra o alrededores puede tener ni disfrutar. Limitar el uso de la plaza a representaciones de teatro renacentista [sic] es muy pobre, es no entender las posibilidades que la plaza ofrece y es señal de una mente anclada en el pasado, mira, sabes que soy muy aficionado a la fotografía y sobre todo, a todo lo que tiene que ver con el patrimonio cultural e histórico de este pueblo, tengo en mi ordenador una carpeta con fotografías dedicada exclusivamente a las actividades que se desarrollan en las dos plazas que vengo llenando desde hace ya diecisiete años y te quedarías sorprendido de la cantidad y variedad de actividades que se desarrollan, desde las culturales de todo tipo, a mítines o partidos de futbol entre los chavales del barrio. La plaza, José Juan, es un espacio polivalente, multifuncional, adaptable, así ha sido siempre, y es esta una cualidad de los edificios y espacios urbanos que ha conseguido trascender en el tiempo superando todas las innovaciones, son los buenos edificios y lo buenos espacios urbanos. Cualquier edificio histórico hoy día (estoy seguro que has visto muchos y te han gustado) se reconvierte, se rehabilita para servir a las demandas del siglo XXI sin perder ni un ápice de su valor arquitectónico o histórico y son muy apreciados en general por la gente que los visita. En el contraste está la clave José Juan, en el contrate y la convivencia entre lo nuevo y lo antiguo, exactamente lo que se ha hecho con el festival de teatro moderno en un ambiente del siglo XVI.

Por otro lado no se puede perder de vista el carácter eminentemente popular de la plaza, así ha sido de toda la vida y así afortunadamente sigue siendo, es por eso que me sorprende muy negativamente que vincules el uso de la plaza y del teatro a falta de elegancia y a gente que le importa un carajo tenerla, esto es insultante para los que un año tras otro hemos asistido y apoyado este festival en la plaza. Te aseguro que mi autoestima la tengo bastante alta, demasiado quizá, pero de ningún modo se me pasa por la cabeza que asistir en la Plaza Chica a una función de teatro la merme y mi condición psicológica…? [sic] se altere. Esto sólo lo puedo entender desde una postura elitista y pijotera y mucho mas después de decir que “el público se ha acostumbrado mal…, porque es acomodaticio y en realidad no sabe apreciar la calidad. Me cuesta creer que esto haya salido de tu cabeza, de verdad. Contra tu cómoda butaca en el nuevo teatro, yo prefiero la de plástico a pesar de su incomodidad, pero en la Plaza, porque allí me puedo comer un bocadillo mientras disfruto de un ambiente único, y después puedo fumarme un cigarrito sin que a nadie le moleste. Vulgar para ti, verdad?, pues a mi me gusta y se que a mucha gente también, será que lo mamamos en los cines de verano cuando éramos chicos. Por cierto, no recuerdo haber pasado calor viendo el teatro en la plaza, a lo mejor es que tengo los sensores térmicos regulados a menor temperatura que los tuyos.

Lo de las campanadas, a pesar de que efectivamente es molesto en algunas ocasiones, en otras ha servido para que los actores improvisen y el público los sienta mas cercanos, mas integrados, mas en el pueblo. Así lo han apreciado ellos mismos, y te lo digo de primera mano. El festival, con altibajos, ha sido hasta el año pasado, lo que se pretendía, un festival popular, de muy buena calidad, para reírse, con buenas o muy buenas compañías y mejores actores, con un teatro de vanguardia o por lo menos de lo mejorcito que ha pasado por el país durante la temporada anterior, muchos de ellos se ha elegido después de haberse celebrado la entrega de los premios MAX de teatro que se entregan en marzo, cuando se empieza a organizar el festival.

Se de buena mano que este año muchos actores se han llevado una desagradable sorpresa cuando se han enterado que no representaban en la plaza sino en el teatro nuevo, que dicho sea de paso coincido contigo en su funcionalidad y en su belleza, incluso alguno que otro se negaba a actuar.

Resultado del traslado: el fracaso. El fracaso de público y de negocio. Este año han ido al teatro nuevo unas ochocientas personas en total, cuando en la Plaza Chica se contaban entre dos mil quinientas y tres mil personas, los abonos el pasado año fueron casi ciento cuarenta y este año diecinueve y finalmente, y esto es lo mas importante, tu mismo lo dices en el primer párrafo de tu escrito, el público ha rechazado de plano el traslado no asistiendo a las representaciones (yo entre ellos) y reclama/mos la vuelta a la Plaza Chica, de donde nunca debió salir. Ahora, la vuelta será difícil y su continuidad, a la vista del resultado, es mas que dudosa, el festival, por desgracia, desaparecerá. Saludos

Juan J. García Viondi en Zafra a 20 de julio del 2010

domingo, 18 de julio de 2010

IX Festival de Teatro En Clave de Humor de Zafra – Una gestión dramática

Los organizadores del Festival de Teatro Cómico de Zafra se sorprenden de la escasa respuesta del público en esta IX edición que concluye esta noche, considerando motivo fundamental el haber trasladado el espacio teatral de la Plaza Chica, donde se venía celebrando, al Nuevo Teatro construído a este propósito.


Nadie niega el encanto de la Plaza Chica y su carácter popular. Es el entorno ideal para un Festival de Teatro Renacentista, recreando un precioso corral de comedias del siglo de Oro, pero no para esta otra propuesta escénica. Por otra parte un local teatral se destina a espectáculos varios, ¿acaso alguien esperaba que allí se llevaran a pastar las cabras?.  El Nuevo Teatro está habilitado a propósito, siendo más económico y operativo su montaje, hay mayor comodidad en las butacas, no se pasa calor ni molestan las campanadas y los cuartos del reloj de la torre próxima a la Plaza Chica, tiene un bello diseño, ... pero el público se ha acostumbrado (creo que mal) al espacio en donde arrancó, porque es acomodaticio y en realidad no sabe apreciar la calidad. No se siente bien encerrado en un local y es muy comprensible. Hay gente que se siente incómoda vistiendo chaqueta y corbata y enseguida se la quitan y se ponen la camisa ajada y fea de siempre. Existe la elegancia pero hay gente que prefiere no tenerla. Es una cuestión de psicología y autoestima y allá cada cuál. Este es un aspecto significativo del público pero ahí no radica exactamente la cuestión, que es puramente estructural.

Ciertamente el público se ha sorprendido del cambio y lo ha sancionado con un descenso de asistencia, considerando que el nuevo espacio adultera el sentido del festival. Pero yo me pregunto si alguna vez tuvo alguno. Llevan ya con esta última nueve ediciones organizadas y parecen desconocer el sentido de un festival que, aparte de su título (Teatro Cómico), necesita otros ingredientes para afianzarse (de hecho, tras nueve años de existencia, saliendo de la reducida comarca, apenas tiene repercusión en Extremadura).



En primer lugar, un festival (de cualquier especie) necesita un eje conceptual que guíe y articule su programación, en el caso del teatro hay que pensar la razón de escenificar un conjunto de obras, un planteamiento temático o estilístico que justifique su existencia en razón del conjunto de las obras exhibidas. En esta ocasión parece se ha rendido homenaje al cabaret o al género chico pero en ningún momento se ha hecho explícito. Algo han intuído y en este sentido se va por buen camino, pero hay que mejorar este aspecto.

Sin embargo lo que priva de proyección a este festival es la falta de contextualización. Un festival supone encuentro en todas sus dimensiones, y por ello no debe limitarse a la representación de unas obras teatrales sin más, sino a establecer un contexto que enriquezca estas representaciones, algunos de los actos que aportan contenido pueden ser mesas redondas sobre la realidad teatral y escénica, encuentro de actores, productores y empresarios, presentaciones de libros o revistas, entrevistas,  actos parateatrales y todo tipo de actos afines que arropen el programa y por supuesto cobertura mediática que no existe ni puede existir con un equipo de periodistas locales o regionales que no están formados en la crítica teatral. Así no se puede formar ni expectativa ni público.

Un ejemplo de gestión (en su estructura no en su política) nos lo ofrece en esta misma ciudad (Zafra), la feria internacional ganadera y por eso es la que es y está dónde está. No se limita a exhibir ganado sino que hay una serie de actos y actividad económica que están vinculados a su oferta. Esta es la mentalidad de toda feria y todo festival: contextualizar la oferta. Presupuesto hay ajustándolo a las circunstancias, y por muy modesto que sean los recursos se pueden hacer cosas muy dignas, hasta ahora ha habido más voluntad que talento, qué se quiere hacer es la pregunta: todo depende de la gestión sobre unas cuantas ideas que tras nueve años insistiendo en los mismos errores (de concepto y forma) no parece tener nadie por ahora y que limitan el festival,  que con seguridad va abocado a su ocaso si nadie lo remedia.

sábado, 10 de julio de 2010

Narciso también se oye demasiado

Suele suceder que el sordo siempre retrasado en oir luego quiere ser el primero en hacerse escuchar

sábado, 3 de julio de 2010

Epifanía del flan chino en Portugal

Uno de los iconos de la cultura sentimental para los chicos de nuestra generación es la cajita de un enigmático flan chino (pues creaba especial sugestión entre nosotros) cuya estética es hoy una muestra del más genuino kitsch desaparecido de las tiendas más recónditas hace ya mucho, mucho tiempo, cuando un día de pronto perdimos de vista nuestra infancia. Largos años he estado buscando estas cajitas en los colmados del Raval barcelonés, abarrote de mercaderías y festival de razas y mares entre especias aletargadas en los sacos de embarque recién llegados de tierras multicolores quemadas por el sol.

Así buscando hasta llegar a dar este producto por desaparecido, cuando, despreocupadamente, comprando con mi madre en un supermercado de nuestra vecina ciudad de Elvas (en la raya de Portugal, a quince minutos de Badajoz), oh maravilla, encontré, como abrumadora reliquia después de todos estos largos años, como grata recompensa a mi tenacidad, alineadas sobre el estante, una tanda de cajitas de ese codiciado flan chino desaparecido en España pero que en Portugal por lo visto sigue produciéndose, como extraña herencia industrial de nuestro mundo ibérico.



Modificado ligeramente su diseño este flan chino sigue conservando su aroma genuino así que me he provisto de varias cajas con que me engolosino y me regodeo gatunamente, diluyéndolo en leche con azúcar. Es difícil saborear otro batido más exquisito, porque en él disfruto de este asombroso e inesperado reencuentro con mi infancia que sólo en Portugal se revela, una tierra de promisión en donde todavía se conservan inmaculados todos los sueños que hemos ido perdiendo a lo largo del camino.

sábado, 26 de junio de 2010

La cosecha de los albaricoques

Observo minucioso y concreto los signos del jardín, esta realidad selvática y nutricia acorralada entre tapiales. Hoy fervorosamente he recogido su pequeña cosecha de albaricoques, eternamente precaria como cada año debido no a la tierra (que es bien fecunda siempre) sino al necesario tributo con que ofrendamos a las aves musicales (entre ellas a la juglaresca ave turulera) que diariamente en coro nos saludan y nos iluminan los días. Ellas se sirven y nos dejan el resto del árbol. Las doradas pomas que son los albaricoques dejan en la boca un sabor de mañana iluminada destilada de candor infantil, condensando todo el sabor de los amaneceres veraniegos habitados del frescor de los sueños que divagan todavía entre livianas sábanas, sustancia de arabescos y poética indolencia. Son los albaricoques del jardín, nacidos del capricho de una deidad solar como fruta venerada.

domingo, 20 de junio de 2010

Jaguares y águilas, el poder de la visión

El proyecto inicialmente destinado a antología de la actual poesía andaluza a cargo de los doctores mexicanos por la universidad de Guadalajara (México) José Bru y Dante Medina se convierte en antología de poesía experimental cuando se unen al poeta malagueño Francisco Peralto ( sobradamente conocido en nuestro país no sólo en su faceta creativa sino como promotor entusiasta de iniciativas artísticas a través de sus invenciones editoriales) y descubren toda una órbita artística a la que extienden su objetivo y deciden consagrar finalmente su trabajo, con la feliz idea de aunar poesía española y mexicana, constituyéndose así en la primera antología de poesía experimental de naturaleza hispano-mexicana, Ojos que sí ven (editada por la colección Taller de poesía experimental y arte correo, Corona del Sur, Málaga, 2010) titulada así, subviertiendo el popular refrán ojos que no ven corazón que no siente, para declarar así sus tres principios constituyentes la materia visual de su contenido, su intención heterodoxa y su voluntad de hermanar ambos mundos a través de una reconocible máxima popular común en el folklore de ambos países .

La extensa selección de más de 50 poetas entre ambos países deja entrever sendas líneas arraigadas fruto de trayectorias y tradiciones literarias aunque no tan diferentes, claramente reconocibles. La tradición española ha ido inclinándose durante estas últimas décadas hacia la iconicidad asemántica y el irracionalismo de lo figural, mientras que por parte de los autores mexicanos la palabra tiene un mayor arraigo, practicándose diversos usos metafóricos e icónicos desde el signo verbal a través del espacialismo y el caligrama, haciendo ver que las propuestas vanguardistas de principios de siglo XX como el estridentismo o la poesía pura siguen teniendo validez en los albores del siglo XXI.

miércoles, 16 de junio de 2010

Poesía pura y fútbol

Gertrude Stein bajo el estímulo de los resortes lingüísticos y la naturaleza de la comunicación  tan gratos a la poesía pura escribió

una rosa es una rosa es

generando un bucle sintáctico que nos hace recapacitar sobre el objeto de la comunicación en relación a su significado y lo surrealista que a veces esta relación entraña. Aquel locutor ibérico al decir  fútbol es fútbol seguramente participa de la misma fuente, aunque me extraña mucho que un solo periodista deportivo español haya leído algo o siquiera conozca a Gertrude Stein (porque conozco a muchos personalmente), y, aunque así fuera, no creo que el susodicho fuera consciente del significado de tal aseveración, que, por otra parte, me resulta cada día más indescifrable. Duchamp decía que todo gesto humano podía ser artístico si la persona que lo hacía tenía conciencia de ello, por eso me temo que esta frase, cuyo significado desconozco, no podríamos, de acuerdo a la premisa anterior, considerarla artística, ya que su emisor ni tan siquiera era consciente de lo que estaba diciendo. Recapacitando, podemos catalogar dicha frase, más que en la poesía pura (cuya naturaleza comparte), como muestra de un brillante surrealismo con que el suelo patrio ha contribuido a engrandecer la literatura universal desde que (el) fútbol es fútbol (?).

sábado, 12 de junio de 2010

La soledad de los parques

No se entiende muy bien la trayectoria de algunos autores del panorama teatral alternativo español. Este podría ser el caso de Rosa Molero cuya última obra, La soledad de los parques representada ayer viernes en el Nuevo Teatro de Zafra bajo la dirección de Claudio Martín (Lucerna Teatro), no hace honor a su talento (pese a haber sido premiada) al ser un pretencioso psicodrama que escenifica los vaivenes sentimentales y los remordimientos de una pareja en crisis sentimental donde la visión de la autora (feminista convencida en justas causas pero no en esta obra) simpatiza en una visión maniquea y empobrecedora con una protagonista neurótica e inverosímil en detrimento de su marido, visto, claro está, de acuerdo a los tópicos esquemas en uso, como un ser desgarbado e incomprensivo, cuando seguramente es el personaje más sensato de la obra, cuyo fin, que debería haber sido comprender y valorar el conflicto interno de los personajes, los muestra en cambio, desde un punto de vista frívolo sin aportar esta obra nada concreto, más allá de su estructura dramática, sencilla pero eficaz. Algo bueno debía tener.


viernes, 4 de junio de 2010

El ave turulera

Me desperezo y ya está madrugadora la algarabía pajarera en el jardín habitándolo de sones y trinos que me acompañan el resto del día como una sinfonía solar. Se reúnen en hermandad en los árboles del jardín, algazara y festejo volatinero las aves que apostrofan la mañana y que más adelante arrullan mi deliciosa siesta provincial.

Las diminutas frutas del cerezo, ardiente bermellón es una prenda codiciada de estos amiguitos como también algunas fresas que despuntan en junio, pero es una ofrenda necesaria que debemos entregar a cambio de su canto, al modo de coro goliardesco  o más bien, tuna liberal y socarrona. 

Puntual con su comentario sibilante a lo largo del día se encuentra el ave turulera, siempre con su límpido silabeo musical es, con su silbo ensimismado y teatral, algo entrometido hablando a sus expensas en sus largos soliloquios (pues nadie le devuelve el son), despidiéndonos el día, dicharachero como un trujimán, y con su aire desenfadado y optimista con creces se hace, más que bardo lírico, juglar bufo en el jardín.

domingo, 30 de mayo de 2010

Porque seguimos respirando


Despertaremos
sabiendo que ha amanecido
un día más,

pero será nuestra
la dignidad de ser

todavía.



domingo, 23 de mayo de 2010

La realidad onírica

Los sueños parecen más fáciles de alcanzar en primavera, pero yo, dejando latir mi herencia extremeña y meridional, ahora siento que nunca he dejado de soñar despierto, hasta el punto de que ya no puedo ni quiero despertar, porque al hacerlo, dejaría de existir, de la misma forma con que los dioses dejaran de soñarnos.

viernes, 14 de mayo de 2010

La vida en sesión continua

Los gatos, al disponer de siete vidas, no se dan cuenta del valor de una sola de ellas.

domingo, 9 de mayo de 2010

Spleen


Se hace necesario vaciarse del todo en el domingo para saber nuestras dimensiones y seguir creando nuestros sueños.

lunes, 26 de abril de 2010

La hospedería encantada

Disimulado en el agreste pueblecito de La Parra (al noroeste de la provincia Badajoz) se encuentra su  hospedería instalada sobre un  convento medieval que conserva su sacral entraña misteriosa donde late el silencio. El recoleto claustro es concreto, espeso y luminoso en la lumbrarada solar que hace reír a la fuente. Ángulos sugerentes arropan la visión para la meditación errática frondosa de aire mudéjar.

martes, 20 de abril de 2010

La biblioteca maldita

Tal la jerarquía celeste, también yo dispongo de mi purgatorio particular de libros: la biblioteca maldita, a la que destino todos aquellos libros aburridos que no merecen estar ocupando espacio en las estanterías de casa. De cuando en cuando exploro aquella espesa vegetación de arrabal, trapería libresca, ya que en ocasiones (cada vez más) encuentro algún libro insigne, digno de rescate. Hace años utilizaba este desván como sala de lectura de verano por lo que sí, no es insólito hallar tales obras eximias, que, con el tiempo, han quedado sedimentadas y cubiertas por esa otra capa de publicaciones anodinas de un tiempo más reciente, asomando a nuestros ojos como fósiles de un mundo perdido.


Últimamente paso los días condenando libros a la biblioteca maldita, debido a la presión bibliográfica que sufro en casa, pero el criterio para ello no es sólo el aburrimiento que me causan ciertos cartapacios y librotes, sino el desuso en que se encuentran. No es lo mismo, pero tanto va una cosa con la otra. Ahora todos los mamotretos duermen ese su sueño insípido en la biblioteca maldita a la espera de ser tomados en cuenta de nuevo girando el tiempo a expensas de una fortuna literaria siempre caprichosa.

jueves, 8 de abril de 2010

Estación Plasencia

Hemos apurado Julián Pérez y yo la noche tras llegar a Plasencia y hemos trasnochado en su casa en donde he tenido el honor de ser invitado. Me gustan estas tenues conversaciones de madrugada con un amigo confidente como él. Se ve la realidad desde la azotea del pensamiento, mucho más nítida y global, y, pese a las tinieblas  (o precisamente por eso mismo) la realidad se ofrece más luminosa, alborozada por resucitar de sus cenizas en la lustral aurora.



Tras despedirme de mi amigo he paseado por la ciudad y aprovechando que el tren no salía hasta mediodía, he ido a ver a Juan Ramón Santos a su oficina del ayuntamiento, quien me ha hablado de la novela en la que está ahora trabajando, Biblia apócrifa de Aracia, y hemos comentado sobre el maltrecho estado que ahora está pasando el mundo de la edición en España.


Todavía me ha dado tiempo a visitar la exposición del amigo Andrés Talavero1000 olas, obra conceptual como la gran mayoría de las suyas, que se sirve de la instalación para reflexionar sobre el tiempo y los condicionamientos de nuestra mirada en este espacio aparentemente monocromo pero lleno de matices y veladuras tras sutiles arabescos.

miércoles, 7 de abril de 2010

Hoyos Performance Casilda

Puntual se ha presentado Julián Pérez en la sala de profesores del instituto de Moraleja en donde habíamos quedado, finalizando su jornada, de ahí hemos marchado a comer a Hoyos, porque a media tarde daría inicio la performance que nuestra amiga Casilda Pérez iba a ofrecer, además de una exposición de sus dibujos e ilustraciones.




Hemos dilatado la sobremesa en el restaurante de sabrosa cocina fusión y luego hemos recorrido Hoyos bajo el efluvio de la leña quemada y el picón, que, al decir de Julián es enseña de este pueblo, e infunde a las sábanas el aroma montaraz y varonil que asegura ese sueño confortador y cálido de la serranía.

Vagamente acuden imágenes y sensaciones al hilo de sus recoletas calles, a lo largo del paseo de sus calles hoy risueñas hasta desembocar en la plazoleta de la robusta iglesia, cuyo graderío evoca conciliábulo de juglares en la tarde legendaria, a la sombra del árbol milenario que resguarda todo el enclave.


La expectación creada por Casilda es mucha, para nosotros un hecho revelador el ver lleno el espacio, celebrado en el Instituto de Hoyos arropado por un fuerte aroma de incienso. Nos ha dicho que es un alegato en favor de la dignidad de la mujer contra la violencia machista.

La performance da inicio.

Hay un corro de doce sillas en donde los actores vestidos de negro que entran en escena se van sentando en torno a un paño negro con diversos objetos: incensario, pañuelos negros, nueces, rosa y cuchillo. Queda una silla vacía del corro.

Uno de los actores sentado golpea con una baqueta un bloque de madera en su base y en sus lados alternativa y rítmicamente, con lo que crea dos sonidos diferentes: grave y agudo.

Casilda (vestida de negro) entra lentamente en escena y toma del centro los pañuelos repartiéndolos entre los actores que se van vendando los ojos.

Acto seguido Casilda toma ahora las nueces y las reparte entre los actores que tras unos segundos las lanzan al centro desde sus sillas.


El actor de la baqueta golpea con mayor fuerza la base del bloque de madera que sus lados, que suenan con menor fuerza, y lo repite a lo largo de algunas acciones.

De nuevo Casilda va a al centro y toma la rosa roja que la frota deleitosamente ante las narices de los actores, que sólo por un instante pueden olerla, ya que de inmediato les aparta la flor.

Casilda deshoja en el centro la rosa y toma el cuchillo que va arrastrando por el suelo con su sonido metálico escalofriante rodeando las sillas de los actores por dentro y por fuera del corro siguiendo el sentido de las agujas del reloj, para después cesar la acción depositando el cuchillo en el centro del corro junto a los otros objetos.

Lentamente los actores se desprenden ellos mismos de las vendas en los ojos y miran al centro donde se encuentran todos los objetos y la flor deshojada, elementos que ellos ahora pueden ver, resultado de su acción ciega.

El actor deja de golpear el bloque de madera. Silencio. Fin de la performance.



Casilda se encuentra cómoda en el lenguaje ritual y simbólico de la performance, ha estudiado bien el código y lo muestra. El tiempo se encuentra desdoblado interior y exteriormente. Interiormente se muestra intensificado a través de los golpes de baqueta en dos tonos, grave y agudo simbolizando el hombre y la mujer respectivamente sobre la que el hombre pretende ejercer su predominio, de ahí la fuerza de los sonidos graves en detrimento de los agudos en un momento dado de la performance. Es el tiempo interior que queda encarnado en el círculo o corro en cuyo centro está el corazón o el alma de las personas, con todos sus recursos posibles. Igualmente la forma circular alude a un tiempo real en donde el tiempo físico va pasando (el corro alude al reloj: hay doce actores, sólo uno de ellos hombre, exceptuando al actor de la baqueta), los actores sienten determinadas acciones pero sus vendas les impiden verlas, les ciega su orgullo y sólo al final se dan cuenta del resultado que ellos han provocado indirectamente, contemplando desolados un paisaje en ruinas.

Entre los actores nuestro amigo Manuel Rubet, apacible filósofo  (andaluz pese a su apellido catalán), con el que hemos podido cambiar algunas impresiones. Aunque el sentido de la performance es clara, unos y otros hemos extraído emociones en diversos matices.

La performance referida ha tenido como marco ambiente las propias pinturas de Casilda, licenciada en Bellas Artes por la Universidad Autónoma de Madrid. Obra gráfica a color, técnica preferida de Casilda que colecciona cajas y cajas de lápices para una pintora como ella ilusionada en tener un festival cromático a mano en una experiencia orgánica con el color. Sin embargo esta muestra destaca por su sobriedad, destacando sólo tres colores: rojo, negro y azul, una tríada que sintoniza con la composición ternaria que se repite en sus dibujos, tal vez para insistir en la inestabilidad y el movimiento que parece irradiar, muy en consonancia con la pigmentación usada, esa tonalidad vaga y nebulosa del lápiz que apunta hacia una realidad lírica.

Casilda ha tenido tiempo para nosotros, Manuel, Julián y yo y hemos seguido disfrutando de la conversación y de nuestra amistad en un mesón en un día perezoso a vuelta de vacaciones, ideal para recobrar la luz con obras como la de Casilda.

sábado, 3 de abril de 2010

Badajoz fin de fiesta en la Alcazaba

Antes de reintegrarme a la circulación diaria estoy descansando en Badajoz, en donde he acabado de ver las respectivas procesiones del jueves (la patrona de Badajoz, la virgen de la Soledad) y la del viernes. La guardia real dieciochesca con sus sombreros de tres picos, sus casacas y sus fusiles con la bayoneta calada haciendo custodia del Cristo pone una nota goyesca a la procesión, seguramente reminiscencia de la capitanía general que hasta hace poco hubo en la ciudad. La Virgen va custodiada por legionarios que maniobran con el cetme, arrogantes y marciales.


He tenido la oportunidad de visitar el mercadillo que todos los primeros sábados de mes se instala en la Plaza Alta de Badajoz, escueto y pinturero, mercado de frontera en donde, al igual que en todo Badajoz, se pueden oír voces portuguesas mezcladas a las españolas.



Me retiro a pasear por los jardines de la Alcazaba, un espacio íntimo y estimulante, joya y recreo de la dinastía aftasí , cuyos restos muestran el esplendor al que llegó este reino taifa en donde florecieron las artes durante su efímero gobierno del que al comenzar el siglo XII sólo quedaban cenizas. Los pasadizos inquietantes son una premonición que se apresta a formularnos sus arcos de herradura, poniendo la interrogación de un arcano aún no desvelado.

viernes, 2 de abril de 2010

Interludio en Valladolid

Al salir de Burgos he pasado revista al Cid Campeador y su cuadrilla, despidiéndome de ellos. Aunque no sé si realmente sería esta tropa la que me hacía pasillo de honor, desfilando yo ante ellos marcialmente.


Como compañera de viaje he encontrado a Amandine, lectora de francés en un instituto de Huesca y que, como yo, viaja siguiendo ruta castellana. Su ciudad, Limoge y su estancia en Aragón (en donde se siente muy cómoda), supongo le hacen más familiar todo este arte y la cultura del camino de Santiago que a mí, como meridional, me resulta novedoso y fascinante, en menor medida le resulta atractiva la cocina de estas tierras, ya que, según me contó, no ha probado morcilla ni cordero. Ella continúa para Salamanca y yo me quedo en Valladolid en donde me espera mi amigo Eduardo Fraile, encontrándole vital y dinámico, diáfano y cordial como siempre, con nuevos proyectos iniciados en su labor de editor, que seguramente fructifiquen a poco.

Eduardo me da la gran satisfacción de regalarme dedicado su último poemario Balada de las golondrinas recién publicado en Pretextos, bello librito leve y alado en donde hace un recorrido de su armónica vivencia con las golondrinas, aristócratas del aire, en un tono cálido alimentado por espesura de tiempo y cariño.

Valladolid en Semana Santa se encuentra más convulsa que en otras fechas, animada de luces y de sonidos pero sin dejar nunca de perder esa su distinguida elegancia, en donde púrpura y estameña, academia y taberna, se funden armoniosa y castizamente.

miércoles, 31 de marzo de 2010

La leyenda de San Pedro de Cardeña

Antonio Leandro Bouza tiene en su voz profunda y amistosa la sencillez y la cercanía de los grandes hombres. Él es el gran humanista de Burgos, director de la revista Artesa (1969-1985), puntal de la vanguardia castellana, de la que se ha expuesto ahora una retrospectiva en la ciudad que se trasladará al Círculo de Bellas Artes de Madrid a mediados de abril, con un estupendo montaje y un catálogo envidiable, que me ha regalado dedicado así como El rey y yo (La esfera de los libros, Madrid, 2007), en donde relata la larga amistad con el monarca español Don Juan Carlos I iniciada en los 50 cuando se le designó preceptor del entonces príncipe en la academia militar de Zaragoza.




Bouza es entre otras cosas crítico de arte y fundador del Museo de los Condestables en Medina de Pomar, fruto de su labor museística ha sido la buena relación que mantiene con el monasterio de San Pedro de Cardeña, que hemos visitado a nuestra comodidad saludando a diversos frailes y discretamente husmeando el almuerzo por el aroma del refectorio, visitando  diversos claustros, bañados en una luz fantástica e irreal.

Austeros muros de vértigo abrochados por severas nervaturas en la cubierta, la basílica colosal de enormes pilares, mañana lechosa y remota el ámbito, hemos visitado en una de las capillas del templo el sepulcro del Cid, solemne pero recio como corresponde al invicto campeador castellano, rodeado de todo su augusto linaje.


Como colofón a la visita, que se ha unido al Claustro de Miraflores, aromado de rosas, he tenido el honor de recibir como regalo de Bouza una botella de vino elaborado por los monjes cistercienses del monasterio.



Depositario de enigmas diversos, enclave de leyendas heroicas, el monasterio de San Pedro de Cardeña está igualmente relacionado con la fundación del reino de Castilla. Doña Jimena se alojó allí mientras su marido Don Rodrigo Díaz, el Cid Campeador, tuvo que partir al ingrato destierro con doce de los suyos. No puedo imaginar mayor amargura que la separación de los esposos llena de incertidumbre, negros presagios  atizados por aquel entorno austero rodeado de páramos pelados de tierra negruzca que ensombrecen el alma, paraje inhóspito en donde el monasterio se destaca como único rayo de vida y esperanza.


martes, 30 de marzo de 2010

El bramor del río

Bravo es el río de Burgos, arrogante bajo los puentes. Se diría infundido del espíritu guerrero de la cuadrilla del Cid que se encuentra a su paso ante las puertas de la ciudad. Ni siquiera en la noche sofrena su nervio, rielando nervioso ante la luna llena como un potro salvaje.


domingo, 28 de marzo de 2010

Burgos, piedra y leyenda





Domingo errático paseando por Burgos, visito la tumba del Cid y de Doña Jimena en la Catedral, Rodericus Campidoctor se hace llamar. El puente que lleva a su propia plaza, la plaza del Cid con su regia estatua ecuestre, está flanqueado por sus fieles seguidores en cada contrafuerte, entre los que se encuentran su lugarteniente siempre fiel Alvar Fáñez y el obispo Jerónimo, alejado de concilios para abrazar más ardorosamente la espada, según se deduce del poema.