domingo, 13 de diciembre de 2009

Rosita en arabesco óptico


Menos mal que mi prima Rosita, bióloga ella, me ha explicado los principios físicos en los inventos de esta exposición sobre fotografía y óptica en el CAAC (Centro Andaluz de Arte Contemporáneo) de Sevilla, de otra manera no hubiera entendido gran cosa de esta muestra. Desde la cámara oscura a los hallazgos del op-art ahí estaba la exposición temática que no reserva ningún secreto a los conocimientos de mi prima. Ante estas muestras de arte living-art desde luego hay que ir estudiado al museo o bien le pediré a mi prima que me acompañe. Ante todo y sobre todo, porque su compañía es siempre un gran placer no habitual.

sábado, 12 de diciembre de 2009

La musa erótica de Juan Orozco

Grisáceo mediodía por las calles de Sevilla donde he disfrutado de la conversación de Juan Orozco, poeta vitalista que en su última producción está realizando un erotismo vivo y sensual en la dinámica de su tierra andaluza muy acertado, dentro de una visión cósmica muy sugerente trufada de metáforas vistosas.



Paseamos por el centro de Sevilla mientras los rayos menesterosos mendigan el horizonte alicaído tras la llovizna, las mismas calles llenas de historias cotidianas que seguramente inspiren al amigo Juan Orozco de un modo especial a como me inspiran a mí.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

El teatro de las vanidades




Mientras en Badajoz están a vueltas peleando contra la sentencia de destrucción del cubo de la Facultad de Biblioteconomía iniciada por los (así llamados) Amigos de Badajoz, que si bien tiraron la piedra una y otra vez, ahora esconden la mano, aquí en Zafra se ha erigido el palacio del teatro con gran pompa institucional, justo cuando hace dos semanas atrás en Cáceres se presentó un nuevo formato portátil de sede cultural patrocinada por Cáceres 2016 que nos hacía ver caduco ya el soporte físico y estable que supone un edificio. Frente al estatismo y solidez de los palacios, la arquitectura conceptual y la dinámica de lo efímero. Salen en la fotografía del periódico ufanos los responsables municipales zafrenses, ya están contentos con su juguete, les ha valido para halagar su vanidad. Cómo hacen funcionar ahora el invento, qué planes tienen es algo que ni les preocupa. Y cómo se mantiene, menos aún. Está bien cultivar el halago de la vanidad, pero no a costa de los demás en tracas al aire en estos tiempos tan difíciles. Cuánta razón tenía Jesús Alviz cuando decía que la peor de las crisis no es la económica.

Sinceramente sería preferible crear ahora una temporada teatral y una serie de actos culturales para dinamizar el edificio. La única manifestación escénica en Zafra es el Festival de Teatro cómico durante el verano, ahora podrían sumarse más iniciativas culturales al pairo del edificio y mantener una cierta expectación.


Y a todo esto aún no está bautizado el edificio. Ya puestos propongo el nombre de nuestra gloria local de la época neoclásica, el dramaturgo Vicente García de la Huerta, rigurosamente estudiado por Miguel Ángel Lama, igualmente zafrense y referente actual de la crítica artística en Extremadura, por si gustan consultar con él los correspondientes asesores del ayuntamiento.

Así está la vida. Mientras unos quieren destruir en Badajoz otros construyen en Zafra. Seamos siempre positivos, porque siempre es mucho más fácil destruir que construir… salvo para los políticos a quienes les da tanto una cosa como la otra, evidentemente.

domingo, 1 de noviembre de 2009

Cavilando sobre San Juan en el museo de Bellas Artes de Sevilla

La tradición caracteriza a San Juan durmiendo o cabeceando en las escenas de grupo para distinguirlo, sobre todo en las representaciones pictóricas de la Última Cena, concibiendo el sueño como una vía de acceso a otra realidad, por la cual fue capaz San Juan, pensamos, de escribir el Apocalipsis, tal vez la primera muestra de superrealismo (así, en su designación francesa de sur-realisme en el sentido de super-realidad), así también se interpreta en las culturas chamánicas, en donde también el sueño supone observatorio de la realidad, desde el cual se atribuye un punto de vista privilegiado, de ahí que se haya atribuido a San Juan Evangelista el águila como icono (o el náhualt, su desdoble en el reino animal), cuyo tópico no sólo es su mirada afilada y precisa sino también observadora excelsa de la realidad desde la altura impoluta y sagrada reservada a los dioses y a los visionarios a lo largo de la historia.

lunes, 26 de octubre de 2009

Fernando Millán da señales de vida

Es gratificante saber nuevas de Fernando Millán , retirado desde hace unos años en su molino de Jaén, atalaya desde donde observa la realidad artistica del momento que comenta en su blog

http://losorganosdefernandomillan.blogspot.com/

Fernando siempre es sagaz observador de la realidad y lo demuestra en sus escritos, es lástima que se haya autoexcluido de cualquier participación en actividades públicas en revistas, reportajes y cómo no, antologías, desde el 2005 (cuando nos envió carta abierta a todos nosotros con sus disposiciones), motivo por el que Alfonso López Gradolí se hubiera visto obligado a retirarlo en su día de la Antología incompleta de poesía visual (Calambur, Madrid, 2007) y de su último ensayo, La escritura MIRADA (Calambur, Madrid, 2008), respetando la voluntad de Millán para que lo excluyera de cualquier antología o ensayo en que Alfonso pensara incluirlo con obra, motivo por tanto de que no apareciese en el último ensayo referido, aquí en este blog reseñado, hecho que nos parecía a todos inexplicable. Sin embargo, he aquí la respuesta: Fernando Millán se ha excluido por propia voluntad de participar públicamente en ciertos eventos y publicaciones, un silencio del que ahora sale parcialmente a través de su blog. Animamos a nuestro amigo Fernando a que se desprenda de sus reticencias, justas o no, para volver al ruedo cuanto antes.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Domingo errabundo en Romiño



Enclave ideal para respirar aire montañés, cercana a Cangas de Onís se encuentra esta recoleta aldea cuya población aumenta los fines de semana con la visita de Paloma y su hijo Alexander que se retiran a descansar de la tirante vida en la urbe.
Este fin de semana nos han invitado a Natalia y a mí a compartir el domingo con ellos. Paloma ha cocinado para nosotros un arroz con marisco delicioso, y de postre, una compota con castañas asadas recogidas por Alexander en el fértil terreno por el que hemos paseado luego durante la sobremesa a lo largo de la ribera del Sella, en un punto cercano al manantial de la Fuensanta, discurriendo por la senda tapizada de ocres con que el otoño apunta, escuchando los sonidos del arroyo y la palpitación de los trasgos entre los arbustos, para los que hemos dejado Alexander y yo la ofrenda de algunas castañas y un severo cayado de roble.


Hemos coronado la tarde en la costa, de vuelta del mirador del Fito en la que la espesa niebla en que se hallaba no nos ha permitido contemplar absolutamente nada que no fuera el orvallo que mansamente gravitaba ante nosotros y que con su muda letanía nos acompañó hasta el ocaso.

martes, 6 de octubre de 2009

La elegía del paraíso perdido de Eduardo Fraile

Hay un culturalismo vitalista en todo aquello que traducimos a coordenadas emocionales a lo largo de nuestra vida, vivencias que quedan vinculadas por siempre a un gesto, a algún detalle, una especie de hiperenlace caprichoso en nuestro magma orgánico, entonces podemos trazar nuestra propia cartografía sentimental tratando de reunir todos aquellos fragmentos dispersos, y el resultado es nuestra propia proyección elegíaca.



Esta es la característica que podríamos atribuir a la poesía de Eduardo Fraile en sus dos últimas obras: Quién mató a Kennedy y por qué (Junta de Castilla y León, Valladolid, 2007) y La chica de la bolsa de los peces de colores (Visor, Madrid, 2008). La añoranza del paraíso perdido, la escritura de lo que podría haber sido, vida precintada en el pasado que volverá a hacerse presente tal vez algún día, volviendo a fulgir en el espacio, sobre la que de continuo se pregunta el poeta en nostálgico monólogo:


Escúchame, alma mía, ¿recuerdas cómo éramos
en el alba del tiempo?. Aquella sed de luz
que el deseo tornaba implacable… ¿Se sació de algún modo?.

¿Creciste, hiciste tuyo
el caudal loco de los días en la argentina edad?

Mírame: ¿me parezco
todavía un poco a ti? ¿Me reconoces?.

(Quién mató a Kennedy…), p. 27.



La realidad que contempla el poeta no es más que una justificación de su propia historia vivida, cierta y sublime ante la biografía inconclusa y nebulosa que le rodea. Así comienza su poemario La chica de la bolsa de peces de colores:

Ahora me asomo a la ventana de micorazón:
(La chica de la bolsa…, p. 13)

La realidad que su corazón evoca le permite desdoblar la realidad, porque habla a veces desde el reencuentro consigo mismo, lugar físico transcendido a entidad en la que no consigue reconocerse, desorientado existencialmente:


Vuelvo a Valladolid tras unos años
de ausencia, y noto muy cambiada la ciudad.
(…)
(La chica de la bolsa…, p. 14)

Fraile crea su propia mitología a través de la que se vive a sí mismo, una realidad cálida y local que no elude ningún elemento por camp que pudiera parecer:

La melancolía es de color albivioleta
como la camiseta del Real Valladolid…
(...)Quién sabe
cómo era nuestro dolor de niños
que hoy es un cachorrillo dócil que se deja tocar en el recuerdo

(Quién mató a Kennedy…, p. 39)

Era el chocolatero.
Cada mes o cosa así desembarcaba
con su 600 blanco
(…)
(La chica de la bolsa…, p. 52)




Un espacio habitable localizado en su propia ciudad, Valladolid, causa esta de las precisiones geográficas de calles y parajes diversos, que el autor, lejos del localismo, convierte en conceptos:

Paseo por el barrio de San Pedro Regalado
(Valladolid)
y el aire huele a una novela de Rafael Sánchez Ferlosio…

(La chica de la bolsa…, p. 20)

(seguramente es ese rastro de canela en las alborozadas mañanas de primavera, apunto, a lo que huelen las novelas de Ferlosio).

La elegía del mundo perdido viene sugerida por la musicalidad trunca del verso libre, el discurrir de suave y serena nostalgia planea en esa coloquialidad del estilo, sin retoricismos, con una voluntad de documento poético que quiere legarnos este poeta castellano desterrado en este espacio que es la realidad en donde él intenta crear otra más habitable, tal vez considerando, como Luis Cernuda, que la realidad no es sólo aquello que todos podemos ver sino la realidad que nosotros mismos construimos para desplegar nuestra vida, nuestros sueños y también nuestros miedos.

martes, 29 de septiembre de 2009

El descuido de Alfonso López Gradolí

El tono divulgativo es lo mejor del último ensayo del poeta Alfonso López Gradolí, La escritura MIRADA. Una aproximación a la poesía experimental española (Biblioteca Litterae, 16, Editorial Calambur, Madrid, 2008), en donde predomina la revisión historicista de esta corriente en nuestra península, incidiendo en la primera promoción de artistas experimentales al calor de su introducción en España por Julio Campal. Tal vez por ello el trabajo abunda en ejemplos de la poesía concreta (Scala, Eduardo Fraile, etc) y diversos autores como Enrique Uribe, de quien hace interesantes comentarios a sus obras, Francisco Pino y Felipe Boso, sin olvidar a Castillejo de quien reproduce varios documentos vinculándose así a su estética. Hubiéramos preferido mayor número de ilustraciones (correctamente reproducidas en blanco y negro), ni siquiera concede una a la obra de Francisco Peralto a quien ensalza (merecidamente)su labor creadora y editorial.

La obra sin duda sólo es una aproximación de carácter historicista abundante en datos sobre todo de la primera etapa de la poesía experimental, aquella más viva en la mente de su autor, siendo así, no se entiende la omisión absoluta de Fernando Millán en este libro, un representante básico de la poesía experimental española tanto en creación como en crítica, ni siquiera una entrada en bibliografía o la menor alusión en pie de página. Cualquiera medianamente iniciado en la poesía experimental española que lea esta obra lo echará en falta. ¿Realmente ha sido un descuido?

sábado, 19 de septiembre de 2009

Animación pre-feria en Zafra

Ya se respira el ambiente preferial en Zafra, lenta pero decididamente se despereza la ciudad abocada a la feria de San Miguel, como cada año, poniendo en el ánimo una nota de optimismo decidido.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Badajoz otoñal

Vuelvo a Badajoz una noche lúgubre emborronada por la lluvia y el viento otoñal. La maleta se hace pequeño arcón de los tesoros regalados por los amigos durante el viaje.

martes, 15 de septiembre de 2009

Mateíno 2009



Oviedo se prepara para sus tradicionales fiestas patronales que se prolongan hasta la semana que viene. Ya se ha dado el pregón a costa de Boris Izaguirre, quien, según Oviedo Diario, protagonizó el momento hortera de San Mateo.


Hemos descubierto una nueva chocolatería para las meriendas y nuevos restaurantes encantadores, aunque también hemos recorrido los conocidos ya.

Hay un viento desangelado que preludia lluvia y pone una nota melancólica. El otoño siempre ha sido inhóspito para mí.

sábado, 12 de septiembre de 2009

Café con García Martín

Siempre se me encoge el ánimo cruzando la sierra en tren hasta llegar a Oviedo. Es áspera y descarnada la sierra, aquí tiene su reino el milano y hay guaridas secretas en los desfiladeros que sólo conocen los pastores. Telúrico secreto envuelto en brumas.

Al mediodía me espera José Luis García Mártín para compartir un café. Se ha sentado en el mismo rincón en que me recibió, frente a la vidriera del local, en la misma silla. Me anuncia que vendrá al próximo Congreso de Escritores Extremeños este octubre a Badajoz, me firma mi ejemplar de su Café Arcadia y charlamos sobre algunas vanidades literarias.




Vivaqueo ociosamente por un Oviedo soleado entre sobrios chigres hasta la hora de ver a Natalia, que me invita a comer un jugoso pulpo a la gallega.

jueves, 10 de septiembre de 2009

En las orillas del Bernesga

Se podría titular así a una contemporánea canción de gesta, de fabulación ruda y sencilla, varonil, sobre esta ciudad. Llego a León al mediodía,el Bernesga se encabrilla bajo los puentes añejos que vieron cruzar a reyes de legendarias dinastías castellanas. Visito el colorista MUSAC (Museo de Arte contemporáneo) que contrasta fuertemente con la severidad de la piedra. Es lástima no haber coincidido con Gustavo Vega, que viene un día después, sin embargo me ha escrito una carta entrañable recomendándome diversos lugares y platos de su tierra.



Recorro largamente los bulevares bulliciosos llenos de cafés elegantes hasta llegar a la catedral y de ahí a los añejos barrios leoneses, reflejo de una sociedad agraria y castiza. Multitud de tabernas al modo asturiano del chigre y pesadas vaharadas de cecina. Aroma bravío el de León, épica y trashumancia, dos vertientes de la misma edad heroica.


miércoles, 9 de septiembre de 2009

Palencia bucólica





Dejando atrás el fragor de la verbena en Valladolid, he llegado en tren a esta serena ciudad en una tarde aletargada como las nubes que se posan en el lejano y pardo horizonte.

No más dejo la maleta en el hotel, me tomo un té en el bar de abajo esperando a Julián Alonso, que puntual aparece y paseamos charlando tranquilamente por esta discreta y pulcra ciudad que es Palencia, es un lujo visitar con él la catedral y escuchar de él leyendas y anécdotas sobre la historia medieval de este entorno.



Juntos hemos visitado una interesante y controvertida exposición de Gregorio Antolín en la Fundación Caneja, en la que se recogen poemas visuales, objetos e instalaciones absolutamente chispeantes, se diría dentro del ambiente Fluxus. Gregorio Antolín tiene una gran destreza en el dibujo y se desenvuelve bien en el video-arte del que hay algunas muestras.



He pasado la mañana de este día 9 paseando sin prisas por la placidez de esta apacible ciudad, alargando el paso por los soportales de la Calle Mayor, buscando el herbolario del licenciado Diego Marcos, el último patrón de Alfanhuí. Sólidas iglesias de piedra clara, y avenidas desahogadas con decorosa elegancia, el río respira hondamente a lo largo de su verde ribera, testigo de remotas leyendas medievales. Entrañable ciudad bucólica, Palencia es un limpio despertar en una mañana de primavera.

martes, 8 de septiembre de 2009

Valladolid en fiestas



Animada la ciudad en sus fiestas patronales, hemos recorrido Eduardo Fraile y yo las plazas centrales tomando vino por los bares. Eduardo, gran conocedor de la industria gráfica, sostiene que en la evolución última de la imprenta, del off-set al digital, sólo ha prevalecido el criterio de eficacia en costes y rapidez pero no el de calidad, de modo que con todos los recursos a nuestro alcance, aún no se ha conseguido reproducir los valores gráficos de los incunables.

Como dos buenos umbralianos, hemos paseado por la ciudad en la noche revisitado los ambientes que Umbral recrea en sus novelas y que tienen como referente estas calles.



Esta mañana del 8 (fiesta local aquí) nos hemos reunido con Rafael Marín, poeta visual y editor de las plaquettes P.O.E.M.A.S., cuya serie desde 2008 he tenido el honor de recibir de sus manos. Uno de los libros de Rafael, Sonetos, ha sido editado por Eduardo en Tassonville. Tras sus gafas, Rafael parece un visionario de la poesía experimental, dinámico y bonachón, es un entusiasta y luminoso conversador. Les he hecho firmar a ambos su parte correspondiente del libro Cinco Miradas (Universidad de León, 2009), regalo con que me honra Eduardo Fraile.

Y así, entre humo de cafés y estética modernista, en animada conversación con dos grandes poetas, hemos pasado la mañana provinciana descolgada del calendario tras los rescoldos de la noche anterior.

domingo, 6 de septiembre de 2009

El secreto a voces de Polán

Ayer sábado avanzada la tarde recibí la llamada de mi prima Isabel María invitándome al estreno de La identidad de Polán (obra escrita por Miguel Murillo) en la Sala Guirigay de Los Santos de Maimona (junto a Zafra) representada por la compañía del prestigioso Juan Margallo, que realizó un montaje escénico muy ingenioso y plástico a partir de tres estructuras metálicas portátiles que configuraban un graderío sobre el que se sentaban, escalaban o caminaban los personajes que representaban escenas de la vida del protagonista evocadas con motivo de su defensa en un juicio en el que se le acusa de envenenar las latas de leche condensada de un supermercado. El protagonista nos va desgranando ante el extraño corifeo familiar (padre, madre, abuelo y amigas varias) su biografía mediante la cual el público comienza a justificar este acto que siempre permanecerá oculto en su móvil último porque interesa poner de relieve la mise en scéne del proceso, el engranaje social y psicológico de los personajes, bastante oscuros, que alienan la voluntad del protagonista hasta indirectamente hacerse cómplices del crimen que se le acusa, cuyo móvil decimos permanecerá ignorado para todos convirtiéndose en la identidad secreta intransferible del protagonista, que paradójicamente le confiere (según él) valor a su vida desperdiciada e insípida.

jueves, 27 de agosto de 2009

Giroscopio vuelve a orbitar



Ya ha salido de máquinas el segundo número de Giroscopio, el boletín de poesía experimental basado en la palabra. Añadiendo un módulo horizontal se ha infundido una estructura más plástica, a la que contribuyen la marca de agua y el color amarillo eléctrico del papel de este número. El efecto mural del boletín es ahora palpable y esto es una variable a tener en cuenta para transladarlo al formato digital. Cada medio o canal ofrece determinadas posibilidades expresivas propias, y creo que en ese sentido Giroscopio potencia muy bien el medio del papel, consiguiendo resultados exclusivos de este formato.



Se dan cita catorce autores. La parte gráfica la ocupan el uruguayo Clemente Padín, César Reglero y Samuel Montalvetti (Buenos Aires), habiendo participado en los textos Francisco Aliseda , Marta Bellés (con un poema concreto), Eddie J. Bermúdez Agustín Calvo, Eduardo Fraile , la salvadoreña Nora Méndez, Emilia Oliva, Josep Sou (en texto bilingüe español-catalán), Gustavo Vega, y dos nuevos autores semi-inéditos, gravitando en la blogosfera: MJ Romero y Leo del Mar, paisanos de Natalia, que figura como secretaria a nivel consultivo y administrativo del boletín.


Estoy muy satisfecho con el trabajo realizado, Paco - Artrex se ha afinado en la impresión de nuevo. Espero que pronto tenga versión digital para poderla hacer más versátil, mientras tanto Giroscopio sigue su travesía dando voz a expresiones dispares, hermanando la Península Ibérica con Latinoamérica para compartir experiencias bajo una misma lengua. Unidos por siempre, como nunca ha dejado de ser, por la palabra.

lunes, 24 de agosto de 2009

Alfanhuí, niño nómada de trigo y meseta

Deliciosa fábula castellana que no he dejado de leer desde que tenía unos trece años, de nuevo por enésima vez vuelvo a zambullirme en la magia de sus páginas para recoger nueva savia que siempre mana de esta novela de Sánchez Ferlosio de ecos cervantinos en donde expone el recorrido vital de un niño fundado en la convivencia con la naturaleza y sus colores en un mundo onírico lleno sin embargo de un realismo en donde todo tiene su razón de ser, poblado de personajes enigmáticos y errabundos.

sábado, 15 de agosto de 2009

Escala en Valladolid y aperitivo con Eduardo Fraile




Recalo en Valladolid una noche sin tiempo apenas entrevista, honda provincia de atardeceres y ensueños evanescentes. Brujuleo tras el desayuno a la mañana siguiente visitando la regia catedral y sus calles centrales de amplios bulevares soleados, toda la atmósfera sumida en un tempo peculiar fundados en una placidez y retardo castizos.



Eduardo Fraile me invita a vino en un café en la flamante hora del aperitivo. Es un hombre de perfil romántico en su barba, espigado y fraternal que deslía una conversación ágil y cálida en la que se dan cita su labor editorial (Tassonville ediciones) su propia poesía (experimental) al folklore y a su casa asediada por los libros que él mismo produce.

Eduardo me revela que el Fróndor, emplazamiento umbraliano, está inspirado en el Parque Campo Grande del centro de la ciudad. Lo he visitado pero cualquier parecido (de las novelas de Umbral) con la realidad (de ese parque) es pura coincidencia. Es de ver la sublimación de la realidad a través del arte. El filtro de la literatura es realmente fascinante.

martes, 11 de agosto de 2009

Las ermitas del vino

Cual recoletas ermitas del vino, severas en su sobriedad se muestran risueños como gorriones de barrio los chigres de Asturias, modestos enclaves tabernarios que ponen su contrapunto al aire mondaine y sofisticado de las ciudades asturianas. Pasado su período de esplendor, los chigres representan secuelas de una estética deslucida que sobrevive tenaz a la huella de diseñadores. Ajados y oscuros, cubiertos del aire de conversaciones desvaídas como el orbayo que dulcemente les asedia, se ofrecen humildes al encuentro del paisano que con el fervor de un extraño culto pagano siempre las visita.

domingo, 9 de agosto de 2009

Oviedo plata y azur

Señorial y distinguida, Oviedo se ofrece grata al viajero, entorno galante y cuidado la ciudad es de aire versallesco y cortés en su trazo laberíntico de calles que desembocan en cómodos bulevares siempre aseados y discretos esperando la llegada reticente del sol. Gracias a Natalia Oviedo me habita y me hace guiños fraternos que se cuelan en mí, reconociéndome en ellos con dulces augurios de amaneceres.

martes, 4 de agosto de 2009

Todos los caminos conducen a Santiago de Compostela



Severa y colosal arquitectura de piedra milenaria venerada desde tiempo inmemorial, ciudad eterna de gentes diversas y aromada de la picaresca estudiantil, Santiago es una ciudad fuertemente castiza y a la vez, a medida que se van recorriendo sus calles descifrando el ambiente peregrino, se nos ofrece una ciudad sin tiempo conformada por la aportación de todos los viajeros que se vinculan a ella, siendo entonces su personalidad de rancio foro de encuentro la ciudad vivida entre todos, configurada por todas las aportaciones que a ella confluyen desde todos los puntos del planeta.

martes, 28 de julio de 2009

Nora Méndez. El Salvador a la escucha

Una de las poetas contemporáneas más representativas de Centroamérica es Nora Méndez (compositora de música además creadora de atmósferas inquietantes), con una obra poética en donde predomina siempre la plasticidad de sus imágenes y símbolos, su palabra es arroyo de luz que pugna por brotar de la entraña de la tierra.

Hemos tenido el honor de recibir su cariñoso y sesudo comentario sobre el primer número de Giroscopio en su blog, desde San Salvador:

http://puertadenora.blogspot.com/2009/07/giroscopio-palabra-experimental.html

sábado, 18 de julio de 2009

Traicionarse para mantenerse fiel. La paradoja irresuelta de Cristina Lavransdatter

Traicionarse uno mismo sus propios principios de vida es algo que ocasiona un grave daño para sí. Este parece ser el lema de Cristina Lavransdatter (1920), inolvidable obra de la novelista noruega Sigrid Unset (premio nobel literatura 1928), regalo de Natalia.

La acción se desarrolla a lo largo del siglo XIV en el norte de Noruega y da cuenta de la vida de Cristina Lavransdatter y su marido Erlend Nikkulassoen, ambos transgredirán el orden social impuesto que los separa inicialmente hasta conseguir su matrimonio y crear su propia y nutrida descendencia.

Cristina doblega tenazmente todo a los sentimientos hacia Erlend quebrantando su propia educación hondamente cristiana y sintiendo haber engañado así a su padre Lavrans, al que adora (de alto y rico linaje rural) para conseguir un amor que (siente ella) tal vez no le corresponda a Erlend, dado que no se siente correspondida. Ha arriesgado todo (su status social, su reputación y sus propios lazos de familia y de amistad) mientras que su marido Erlend no parece (según ella) valorar en toda la extensión el valor de su gesto. Aún más a su pesar, Erlend, educado en el código cortesano del honor y de la guerra (todo lo contrario que Cristina), intenta transmitir sus valores heroicos a su prole en contradicción flagrante con la actitud proteccionista que Cristina tiene hacia sus hijos, volcada en transmitirles valores cristianos, que, a la sazón se habían introducido recientemente en aquel país.

El tormento de Cristina durante toda su vida será el convivir diariamente con el sentimiento de pecado que ha sentido cometer, convencida de que ha hecho su propio bien a través del mal, hiriendo así incluso a personas muy íntimas que no lo merecían.

La complejidad del personaje de Cristina está registrado a la perfección por Unset, su zozobra existencial provocada por el remordimiento y el sentido de traición contrasta con la actitud de Erlend, un personaje más coherente en sus sentimientos dados sus planteamientos de vida más sencillos.

La novela retrata la época con gran viveza. Organización económica, política y social, legislación y diversos usos (alimentos, vestidos, etc) se dejan translucir en la acción para hacernos ver que la sociedad normanda estaba ya desarrollada en sus aspectos básicos. El fervor religioso de los personajes se entiende en una época de transición hacia la imposición del cristianismo y de hecho, convive en la novela con el paganismo de parte de la población (que tiñe también los sentimientos de Cristina mediante sus propias supersticiones), este proceso de cambio influye sutilmente sobre la actitud que van tomando los personajes y por eso tanto como hablar de una novela histórica (que lo es) deberíamos también hablar de novela psicológica ya que asistimos a las relaciones y al desarrollo interior de unos personajes siempre acomplejados.

La autora Sigrid Unset sin duda desata en esta novela sus obsesiones feministas (ella misma fue una activista por la liberación de la mujer en su época), lo que en ocasiones parece resentir la verosimilitud de los personajes haciéndolos actuar con una condescendencia muy discutible para la época. Sin embargo, parece retratar a través de Cristina los demonios interiores de cualquier persona derivados de su educación sentimental (en sintonía con las teorías freudianas incluso), y a veces nos parece estar en una novela de tesis cuyos modelos decimonónicos tendría cercanos la autora cuando escribió esta su novela. Incluso tiene ecos deterministas su conclusión, tal vez para reaccionar ante ese final. O tal vez sea el reflejo de una contradicción que la propia autora, Sigrid Unset, contagiada por la bipolar Cristina, se hace a sí misma.

miércoles, 8 de julio de 2009

Las divagaciones nebulosas de José Luis García Martín

El escritor José Luis García Martín tiene en su frente un laberinto de atardeceres provincianos que le infunden cordialidad cercana y sincera. Conversador todoterreno y vibrante, guarda un aire de Woody Allen asturiano como hemos reconocido Natalia y yo tras conversar con él en el café.

El diario es su género predilecto, en donde se encuentra más cómodo, ofreciéndonos retazos de su vida abiertamente. En Sueño, fantasmagoría (2005) hace un recorrido íntimo de una buena temporada (en la que discurren nevadas y esplendencias primaverales) a través de viajes, libros y películas que este escritor hace suyos, reinventando una realidad teñida de vaga melancolía, crepuscular, sabiéndose paseante por el eterno libro del mundo que le invita a pasar sus páginas continuamente, apurando honda pero serenamente su tiempo porque como él mismo escribe hoy es siempre todavía.

viernes, 26 de junio de 2009

Antología del apropiacionismo, la última obra de César Reglero

Acabo de recibir de su editor, Francisco Peralto, Antología apropiacionista de la poesía visual, obra de César Reglero, que amplía los volúmenes bibliográficos que sobre poesía experimental está lanzando Peralto, supongo que convencido de la necesidad de poner algo de orden crítico con estos títulos (recordemos que el primero de ellos fue el magnífico “Archivo de poesía experimental” de Antonio Orihuela).

Prologado por Manuel Calvarro, el libro se abre con el estudio de Reglero acerca de la historia del apropiacionismo y el plagio para enraizar esta práctica en el fundamento del arte y de la vida toda (dándole al término un sentido demasiado extenso, quizá, aunque no exento de cierto humor, propio de este artista), a la vez que expone su estrategia y su dinámica, que no sólo no es delito sino que se aplaude como fuente de creatividad necesaria (…) reivindican que la obra sea un proceso de transformación con la que los artistas interactúan con el vigor y la fuerza que se deriva de toda energía compartida y la libertad de actuación escribe el propio César Reglero en la página 53 para acabar con un corpus de 45 obras y poemas “plagiados” por el propio artista como demostración de su tesis.

César Reglero especifica en este libro plagiarismo apropiacionista con precisión porque no se trata de extrapolar contenidos sino de modificarlos, de modo que estrictamente plagio no es. Así, el apropiacionismo puede reflejarse en sentidos diversos (crítica, parodia, etc.) y esto lo sabe de sobra César Reglero, quien hace de paso en este libro unas divertidas memorias de su actividad como artista postal y apropiacionista (fruto de ello su monumental exposición Prensa gráfica obsesiva, 1975-2005). En este caso, sus 45 poemas plagiaristas se entienden como homenaje en arte y amistad a todos los poetas que aparecen.

sábado, 13 de junio de 2009

Giroscopio

Es el momento de iniciar la revista en pliego Giroscopio, una revista cuyo contenido sugerido por su subtítulo (palabra experimento) gira en torno a la palabra escrita, experimentación lingüística, dado que la experimentación poético-visual se encuentra suficientemente cubierta con un puñado de buenas revistas a nivel nacional. Creo que así se puede estimular a mayor número de personas a indagar por estas sendas de la palabra, así habrá poemas, enunciados, apuntes, etc. todo desde el signo verbal.

viernes, 5 de junio de 2009

Natalia y Oviedo

Estamos recorriendo Natalia y yo la tierra de la bruma, su tierra, Asturias, descubriendo todo este universo legendario arropado de basílicas y abrumado de desfiladeros y brumas donde el son de las gaitas se impregna en el espeso paisaje, sinfonía de colorido vegetal.

jueves, 16 de abril de 2009

Las fantásticas aventuras de un demonio contrahecho

Los autores clásicos nos ofrecen siempre renovado vigor para afrontar nuestra vida, los visitamos siempre con deleite para nutrir nuestro espíritu cansado. En esta ocasión he releído El diablo cojuelo de Luis Vélez de Guevara, un relato en donde el realismo (apicarado en sus protagonistas) se hibrida con lo fantástico en las andanzas volanderas del diablillo y Don Cleofás, tal para cual ambos, en una trama bien divertida que les hace recorrer varios lugares de España siguiendo la voluntad y los apuntes sarcásticos del diablo Cojuelo, caricaturesca criatura infernal (es enano, cojo y orejón). Novela inolvidable y de asombroso lenguaje sensorial y poético.

miércoles, 15 de abril de 2009

Sevilla connection

He vivido unos días sumergido y anónimo en Sevilla charlando con mi primo Pablo/ Nivagua, que no deja de tener grandes ideas creativas que muy pronto desarrollará. La ciudad colapsada era una especie de sitio festivo sin lugar a tregua en donde durante unos días he disuelto gozoso mi absoluta mismidad, fundida en el marasmo congestivo y frenético.

martes, 17 de marzo de 2009

Sebastián en Badajoz


En visita relámpago se presentó Sebastián junto a la pintora Ana Hernández del Amo (ahora una nueva amiga) el pasado domingo para dejarme un par de pinturas que le he adquirido a mi amigo y ¡por fin! las maravillosas ilustraciones para Apocalipsis dadá que ahora Mr JAP tiene que diseñar para el poemario. Es obra sutilmente figurativa y metafórica en austero blanco y negro, esbozada enérgicamente en plan expresionista y sebastianescamente.

jueves, 12 de marzo de 2009

Viviendo en el sueño de un amigo

Mr JAP y yo estamos viviendo una realidad que ya había soñado para nosotros nuestro amigo el poeta no sé si desde que nos conoció. Con seguridad se fue tranquilo confiando en que llegaría este momento en el que ahora estamos re-visitándole a través de sus textos, que configuran una trayectoria propia del poeta humanista que fue.

sábado, 21 de febrero de 2009

La antología de JM Calleja en Hotel Dadá


JM Calleja acaba de publicar en el número 7 de la revista Hotel Dadá de Buenos Aires, que dirige Silvio de Gracia, un estudio antológico sobre poesía visual española en donde se incluyen amigos de varias generaciones. Una grata sorpresa.

viernes, 23 de enero de 2009

Las enmiendas de Mass Media

Acabo de remitir digitalmente las enmiendas de Mass Media que Julio Fernández editará en Vigo próximamente en su colección Palabras Flotantes. Me acompaña en esta aventura el amigo JM Calleja, quien se ha prestado a escribir el epílogo del libro, serie de poemas visuales que pretende ser una digestión incómoda de la saturación informativa y publicitaria que nos acosa, en un circuito de mensajes inanes y frívolos dictados por la sociedad del espectáculo. Por ello, el formato y su diseño deben remitirnos a ese contexto periodístico y mundano lleno de ruido y contaminación. Como si el mismo libro fuera una hoja volandera que se pierde en el marasmo de la información.

miércoles, 14 de enero de 2009

Mujeres diferentes, idénticos problemas

La exposición fotográfica de Keka Campillo despliega una amplia gama de inquietudes femeninas en toda la extensión del globlo terráqueo, predominando muestras en Extremo Oriente. La artista ha escogido varias poses de la Reina Sofía también y de algunas personalidades del mundo político femenino español. Los contrastes son evidentes sin embargo la artista desea afirmar que sobre las diferencias culturales, las mujeres se encuentran unidas a través de una problemática común: el hecho cultural de serlo en cada una de las partes del mundo.

La rueda de la fortuna

Inquieto avanza el año 2009 preso de nuevos desafíos, desconcertante y algo deslavazado, con la sensación de café recalentado también, indicio este de que el tiempo es circular y más bien elíptico, una vieja noria asociada a la fortuna que inicia su giro de cangilones de incierta sustancia, aunque siempre desbordantes de luz.